Miramar le ganaba a Albatros 47-29 en partido que se suspendió en el entretiempo por rotura de un aro.

Miramar visitó a Albatros, en partido de primer cuarto parejo que cerró mejor la visita para irse con pequeña renta. El segundo fue el de quiebre, los de Andrés Blazina dominaban cómodos e iban rumbo a un triunfo que parecía cómodo. Terminó 47-29 el primer tiempo.

En el entretiempo, haciendo ejercicios pre competitivos Amaral se colgó de uno de los aros del gimnasio de Albatros y lo rompió, lo que decretó la suspensión del partido.