Lagomar venció a CADER como local 66-64 como local y sigue prendido en la parte alta de la tabla en la Divisional Tercera de Ascenso.

Dos triples de Fabián Cabrera de arranque empezaron a torcer el partido desde el salto inicial. Rápidamente la visita vio que el negocio era darle el balón adentro a Tarrie Monroe. El nacionalizado comenzó a pesar en la pintura y el primer cuarto se fue para los rochenses por 23-21.

En el comienzo del segundo chico, un triple de Fernando Verrone y un doble con falta adicional de Monroe permitieron a CADER abrir 9 de ventaja y obligaron a Julio Galli a pedir tiempo. El partido cayó en un pozo y nadie podía convertir. Fabián Cabrera era el más destacado en el local mientras que los ex Yale Monroe y Daniel Rivero eran los mejores en los dirigidos por Rodrigo Riera. Un buen ingreso de Sebastián Dolhagaray le permitió a Lagomar irse solo un triple (33-36) abajo al descanso largo.

El tercer periodo fue desprolijo, malo y parejo. El verde tomó la delantera en el marcador pero la visita lo cerró mejor corriendo la cancha. Cinco puntos de Juan Savariz en el último minuto volvieron a poner al equipo que jugó de blanco nuevamente al frente en el marcador.

Los últimos diez no fueron la excepción y también fueron muy igualados. La visita logró abrir 7 en el comienzo pero dos triples de Rodrigo Cardozo y Fabian Cabrera acortaron la distancia a la mínima.

Fueron punto a punto hasta que con robo de Cabrera y corrida de Federico Pascuali, el local abrió tres a falta de 1:15. Lucas Vassalucci fue a la línea y puso uno de dos, Cardozo fue cortado y también convirtió solamente uno.

El base oriundo de Malvín volvió a ser víctima de falta y embocó ambos personales poniendo a los suyos a uno, Cabrera erró y Vassalucci también. Faltaban diez segundos y Lagomar tenía uno de ventaja y la pelota. Nuevamente Cabrera a la línea, el “7” no falló y Rivero faltando 5 segundos tampoco. CADER debía cortar y mandó a la línea a Nicolás García. El “Manzana”, que no tuvo una buena noche, convirtió uno y los rochenses debían tirar de muy lejos ya que no le quedaban minutos disponibles. Rivero intentó desde atrás de la mitad de la cancha pero no tocó nada y el punto se quedó en la Costa de Oro.