Auriblanco derrotó a Reducto 89 a 74 en un partido donde pese a haber ganado con un buen margen jugó mal en el primer tiempo.

Con una gran conducción de Panelli, que además le agregó goleo y buenos ingresos desde el banco de suplentes de Gastañaga y Soria, el “papal” se quedó con su tercer triunfo del torneo.

Reducto salió desde el inicio a defender en zona 2-1-2 que a veces fue 2-3, lo que invitó al local a tirar de tres puntos. A pesar de que Taibo colocó una de las primeras los porcentajes no fueron buenos y si bien Auriblanco abrió ventaja de 10-4 los primeros cinco minutos fueron muy malos. Para colmo el partido se paró durante cinco minutos por un problema con la bocina de los 24 segundos y cuando se reanudó el juego siguió siendo pobre técnicamente.
Reducto logró ponerse a tiro con Goyeneche. El número seis fue clave con penetraciones para poner un 5-0 que contestó el local con un 6-0 para irse arriba 16-9. Un libre con el primer cuarto ya terminado de Goyeneche, que puso los 10 puntos de su equipo en el cuarto dejó las cosas a favor de Auriblanco 16-10.

El comienzo del segundo cuarto fue favorable a Reducto, que aseguró el rebote defensivo y corrió la cancha. Auriblanco no puso la pelota en la pintura y siguió atacando mal, la visita no sólo lo empató en 16 sino que llegó a pasar luego 22 a 18. El ingreso de Gastañaga fue fundamental, además Panelli encontró puntos de penetraciones con los que Auriblanco puso un 13-1 para sacar ocho (31-23) de renta a tres minutos del final de la primera mitad. Sin embargo la visita otra vez se puso en juego, Haboosch y Mateo Rodríguez pusieron puntos para que el primer tiempo se fuera igualado en 33.

Luego de un mal primer tiempo Auriblanco cambió en el complemento. Gastañaga y Panelli lideraron las ofensivas, además Auriblanco comenzó a habilitar a los internos. Ledanis aportó, también lo hizo Soria y el “papal” puso un 15 a 5 para abrir 10 de ventaja cuando restaban cinco minutos. Reducto una vez más con Goyeneche se puso en partido pero cometió errores de temperamento. El equipo protestó algunos fallos y recibió dos técnicos en el cierre del tercer cuarto, que terminó 59-53 para Auriblanco.

El quiebre del partido fue en el comienzo del último. Auriblanco jugó adentro y Soria fue clave, además Gastañaga y Panelli siguieron siendo figuras. Un rápido 8 a 0 lo hizo seguir de largo y luego que sacó 15 (70-55) cuando restaban seis minutos, no lo perdió más. Panelli, Gastañaga y Soria fueron los artífices del triunfo local, que sin brillar ganó cómodo.