Nicolás Catalá, figura del triunfo de Bohemios ante Aguada, habló con Basquet Total.

“Sabíamos que Aguada no venía bien y si ganabámos los dejabámos hundido y a nosotros nos servía para sumar y repuntar desde lo anímico. Conseguir este punto como locales con la cancha llena de público fue fundamental”, manifestó Nicolás sobre la magnitud de la victoria ante el elenco aguatero.

El alero analizó el momento de Bohemios en comparación a otras temporadas: “Es una realidad que tenemos menos plantel o nombres que en otros años pero se está entrenando con mucha más intensidad. Hace siete años que estoy en el club y sin dudas estamos trabajando como nunca. Por eso este triunfo, sin Diego Tortajada y sin Brian Craig, resulta trascendente”.

Catalá explicó su rol de capitán en el equipo para esta Liga: “Más que capitán me siento líder pero desde el punto de vista de intentar enseñarle a los jóvenes y ser un ejemplo. De ser una voz importante dentro del vestuario y la verdad es que me encanta”.

“No me gusta ponerme a pensar en rivales directos o con quién vamos a pelear por cumplir nuestros objetivos. La mejor forma de encarar el torneo es disputar cada partido a muerte y jugarlo con mucha intensidad para intentar ganar la mayor cantidad posible”, contó Nicolás acerca del camino que debe recorrer Bohemios en esta edición del máximo certamen del básquet uruguayo.

El alero vino desde el banco y fue clave para abrochar el triunfo ante Aguada: “El equipo confía en mí. Me dicen que tome los tiros cuando estoy solo con confianza y estoy mentalizado en hacerlo. Hoy por suerte la pelota entró en un momento que el equipo había caído en un bache ofensivo. Espero seguir teniendo suerte con el aro”.

“Me preparé como nunca para esta temporada. Estoy más flaco, más rápido y ágil. Por eso estoy muy feliz de que Atenas haya pensado en mí para este desafío. Tengo muchas ganas de jugar y devolver la confianza depositada en mi”, señaló sobre su próxima participación con las Alas Negras en la Liga Sudamericana.