Con gran cierre de Germán Silvarrey Olimpia venció 81-75 a Urunday Universitario en un partido que se condimentó con todos los ingredientes posibles.

Partido entre rivales directos en Colón, objetivo de meterse entre los ocho mejores para olimpistas y estudiosos.

Comenzó mejor Urunday cargando en la pintura. Interesantísimo arranque de Clarkson y buenos aportes de Nicola Jeftik. Bernard Toombs hizo dos faltas en ataque, entró Páez muy dolorido e intentó dar una mano, pero el estudioso seguía dominando a partir del juego interno. Ganaba 10-5 la visita, el local encontró triples al hilo de Garbarino y Silvarrey para pasar.
Blankson seguía siendo amo y señor de la pintura, con 8 puntos fue figura del cuarto que se llevó su equipo 20-17.

El segundo arrancó con un triple de Garbarino que igualó las acciones. De ahí en más Olimpia estuvo casi cinco minutos sin anotar. Era interesante la defensa de Urunday ajustando sobre los perimetrales, liberando a los internos que no lastimaban. Las variantes de Volcan no lograron efecto.
Buenos minutos de Diego Soarez y Mateo Sarni llegando desde la banca le permitieron a Urunday sacar diferencias. El retorno de Leandro Taboada y los goles de Jhonson fueron claves para abrir 16 (38-22).
Con Cabillón y Delgado maquilló Olimpia, cerró con parcial de 6-2 para irse abajo al descanso largo 40-28.

Para el tercero se vino la reacción locataria, liderada por Garbarino que le robó balones a Emilio Taboada para colocar goles fáciles, además metió un triple fundamental para ponerse a tres.
El perímetro de Urunday defendió poco, debió recurrir mucho a cortar con faltas, se complicaron Jhonson y Leandro con 4, Emilio tenía 3. El alero tomó la responsabilidad ofensiva del equipo, lo lideró completamente impidiendo que el rival pasara en el score. De todas formas Olimpia se mantenía a tiro y con dos libres de Elliot cerró el cuarto 56-51 abajo.

En el último hubo de todo. Emilio seguía siendo imparable para la defensa rival, Tornaría no podía con el, hubo una buena conducción de Sarni para habilitarlo, sacó 8 el estudioso (59-51).
Urunday se replegó en zona, estaba comprometido en faltas, aun asi entró rápido en colectivas. Sorprendió que Da Prá mantuviera esa estrategia con la cantidad de triples que recibió.
Para colmo, Taboada discutió con Marcelo Sista -ayudante de Volcan- que lo hizo entrar, un técnico para cada uno, negocio para los de Colón, era la cuarta de la figura verde.
Sin aprovechar los libres -erró tres seguidos- pero encontrando el aro abierto a distancia, el locatario se colocó a un doble 61-59.
Emilio, el gran protagonista, fue una y otra vez, penetrando o lanzando de 6.75, metía todo. Llevaba 25 puntos y era el sostén de la visita, cuando a falta de 4.32 Martín Pedreira le pitó una falta dudosa en un rebote sobre Delgado, se fue con mucha bronca.

De todas formas Urunday llegó a tener hasta 6 de renta. En momento caliente de la noche apareció la jerarquía de Silvarrey con un par de triples para que Olimpia pasara 72-70. Lo gritó el Bola, generando malestar de la gente de Urunday, principalmente de Taboada que estaba sacado. Leandro, su hermano, en cancha colocó un gol con falta para pasar 73-72, pero otra vez el base de los de Colón se encendió, y encestó una nueva bomba, tras gran habilitación de Elliot que lo gritó antes. En la recarga Jeftik igualó en 75. Final incierto.

Minuto final al que entraron empatados, Garbarino con la responsabilidad de romper la paridad puso un doble clave (77-75). Urunday atacó, Leandro dejó solo a Sarni que tiró de 6.75 y falló apenas. Los de Colón leyeron bien el final, le pusieron la bola a Toombs que colocó cuatro libres consecutivos y sentenció la historia.

Gran triunfo de Olimpia que gozó de un buen segundo tiempo ofensivo con goleo repartido y sus perimetrales titulares rindiendo a gran nivel.

Estadísticas oficiales

[Best_Wordpress_Gallery id=”33″ gal_title=”Olimpia-Urunday”]