Miramar llega invicto al clásico que lo enfrentará ante 25 de Agosto el próximo miércoles, le ganó de visita a Reducto 65-53.

Dos equipos con polos opuestos se efrentaban. El Monito, invicto, aplastando candidatos, jugando a placer. Mientras tanto, el celeste llegaba sin saber de triunfos, dispuesto a dar el batacazo en casa.

Si bien el cebrita no arrolló, la diferencia de 21-14 marcó el partido. La visita mostró credenciales y mantuvo, en general, una renta de entre 10 y 15 puntos durante toda la noche para manejar el trámite con tranquilidad.

Experiencia, plantel largo, armas de los de Andrés Blazina para dominar a los de Álvaro Reinaldo que tuvieron una importante falta de gol durante los 40 minutos.

Miramar repartió protagonismo y minutos, varios rindieron colmando las expectativas de un candidato que consiguió el objetivo de rotar el plantel y darle participación a todos. Cada jugador va encontrando su rol y sitiéndose importante en el equipo.

En el dueño de casa Sergio Castello y Miguel Haboosh fueron los principales exponentes de un equipo con carencias respecto a su oponente, que luchó en todo momento, pero que no logró dar el batacazo.

Miramar ganó65-53 y llega invicto al clásico ante 25 de Agosto.