Hebraica y Macabi derrotó con gran comodidad a Tabaré por cifras de 93-64 y así cosechó su segundo triunfo en misma cantidad de juegos.

En la previa uno imaginaba un cierto favoritismo en el macabeo, en la cancha no demoró en plasmarse. El comienzo del partido fue entretenido ya que ambos equipos salieron con una defensa dura e interesante, siendo los bases, Luciano Parodi y Gonzalo Rivas los que lideraron a sus respectivos equipos. El indio tomó renta de tres, 7-4. A partir de allí todo fue de Hebraica que en base a mucha pierna, marca individual al hombre y corriendo la cancha con grandes asistencias del sanducero hacia Passos y García Morales sacó en un abrir y cerrar de ojos 21 (31-10). Sobre el cierre los dirigidos por Eduardo Herández estuvieron más finos con entrega y desde las ganas de Santiago De Gouveia –triple sobre la chicharra incluido- colocaron un 8-0 para irse 31-18.

El segundo cuarto comenzó con la misma tónica defensiva, el Indio extendió ese parcial positivo en el goleo, pasó llave en su aro y agregó un 6-0 –para completar un 14-0-, todo de la mano de Jasiel Rivero, 31-24. Fabio Demti se acercó para pedir minuto de tiempo y ordenar a los suyos, la clave estaba en la defensa, la actitud defensiva en Hebraica volvió a relucir, Izaguirre jugó muy buenos pick and roll, muchas veces atacando el aro y otras abriéndose para lastimar a distancia, así fue como los macabeos poco a poco estiraron las diferencias y se fueron 16 tantos por encima en el marcador, 48-32.

A la vuelta del descanso largo fue todo del equipo amarillo, defensa, entrega, corrida de cancha, sacó diferencias con el brasileño en el poste bajo, Rivero no lo pudo contener, como si fuese poco Parodi y García Morales estuvieron enchufados y metidos en defensa para salir en transiciones rápidas. Tabaré no tuvo ideas en ofensiva, el juego colectivo no apareció, Granda y Rivas mucho tiempo en el banco, el primero cayó feo en el primer cuarto y después de eso no volvió a ser el mismo, demostrando cierto malestar en su físico. Así fue como los dirigidos por el argentino sacaron 25 de diferencia, como si fuera poco a falta de 2:32 para terminar el tercer chico Parodi cometió su cuarta, acto continuo le pitaron un técnico –quinta y afuera- pero el partido ya estaba cerrado, el tercer cuarto culminó 74-49.

Los diez minutos finales sobraron. Macabi pese a esto no bajó los brazos siguió enchufado y en defensa, Tabaré no le quitó nunca seriedad al compromiso y fue, con entrega, desde el orgullo pero con pocas ideas, tienen que buscar más a Rivero en las cercanías del aro. Hebraica cerró el partido, con gol como es esperado, superando los 90 puntos, pero la intensidad en defensa es el sello que le quiere poner Demti a los suyos.  El marcador final fue 93-64 triunfo cómodo para el macabeo.

Estadísticas oficiales