Roberto Amaro fue una las figuras en el gran triunfo de Miramar ante Auriblanco 73-69 por la segunda fecha de la DTA y diálogo con Básquet Total.

“Fue un triunfo importantísimo ante un rival muy duro que venía de ganarle a otro candidato como Cader. Nosotros teníamos que plasmar en cancha las cosas buenas que mostramos ante San Telmo. El torneo va a ser muy parejo y hoy sorteamos a un adversario muy complicado”, explicó Amaro sobre la victoria de su equipo ante Auriblanco.

El cubano profundizó el análisis sobre el elenco papal y destacó aún más el punto conseguido: “Es un conjunto que tiene mucho oficio. Sus jugadores se conocen hace bastante tiempo, incluso habían hecho una gran DTA la temporada pasada. Ahora sumaron a Panelli, Piñeiro y Ledanis que le aportan un plus al equipo, pero por suerte superamos todo eso y logramos una buena victoria”.

Más allá de su buena labor individual, Roberto se quedó con el trabajo colectivo: “Estoy contento por el triunfo pero en el nivel general que mostró el equipo. Venimos entrenando muy duro desde hace muchos meses y eso va dando frutos. Naturalmente que en cada encuentro puede destacarse alguna u otra figura pero lo importante es que todos los jugadores dejemos todo cuando nos toque ingresar”.

“Tenemos muy buena rotación en este plantel con doce jugadores que podemos ocupar cualquier posición y cumplir el rol que se nos pida. Somos un equipo rápido que no tiene un pivot grande como otros cuadros y eso determina la forma de juego. Por eso nuestro trabajo implica defender duro e intentar correr la cancha para lograr las victorias”, sentenció Amaro de cara a lo que viene en este torneo.