Básquet Total está cerca de cerrar las entrevistas a todos los entrenadores de la Liga Uruguaya de Básquetbol, uno de los últimos fue Sebastián Barbieri que tras el entrenamiento habló de Welcome y como viene siendo la preparación de elenco de la calle Emilio Frugoni.


Para ubicar a la gente que no lo conoce, ¿Cómo se da su llegada a Welcome luego de varios fuera del país?

Yo me crie en Neptuno, y estaba en España desde el 2001 trabajando en Estudiantes, equipo que jugó Jayson (Granger), el primer informe para que lo ficharan es mío, lo conozco de Neptuno cuándo su padre jugó ahí con Fefo y Osky (Wilfredo Ruiz y Oscar Moglia) que son amigos personales míos y ellos me hacen subir a este barco (risas)”

Tocó el tema de Jayson Granger, ¿Le dijo algo de su ausencia en el Preolímpico?

Hablé este último tiempo, no tanto de Uruguay si no de su estadía en España, como pasó en Estambul, lo conozco bastante, tengo buena relación con él, pero el tema Uruguay lo tocamos muy poco.

¿Qué diferencias puede remarcar con el báquetbol de España?

Pues la estructura, aquí el tema de la competición creo que estamos un poco diferenciados con el tema de otras Ligas, la propuesta de los primeros dos meses que sean 13 partidos y que eso te lleve a jugar por la parte de arriba o de abajo, no se si es beneficioso. Más allá que económicamente, pueda ser  rentable, para los jugadores y nosotros los entrenadores es un poco engorroso si algo te llega salir mal. Si se te rompe un jugador, no es tan sencillo, las fichas nacionales no se pueden cambiar, en otros lugares sí.  En España todo el mundo es canjeable, aquí no. Sólo los norteamericanos y hasta cierto tiempo. El Caja Laboral por ejemplo es un equipo que tiene 15 jugadores y no 12, y son todos de primer nivel.

¿Cómo recibió la posibilidad de  dirigir un equipo tan laureado como es Welcome?

Para mi es bueno y bonito. Bonito porque es un gran club y bueno porque unos amigos como Fefo y Osky se acuerden de mí, es muy bueno. Entrenar a “Panchi” (Gustavo Barrera) que conozco de pequeño y seguí todos sus años en España, coincidió con un amigo particular como es García Reneses -foto-, para mí es un gran desafío. Con Claudio (Charquero) también nos conocemos de allí, también es un privilegio entrenarle. Los americanos a Terrell lo conozco de España, no lo tuve, él jugó en  L´Hospitalet, jugó en Palma, en Gran Canarías, no en Madrid, pero, seguí su espacio en LEB y aquí en Trouville, cuando me lo ofrecieron, dije: Si, es el jugador que nos puede dar el salto de calidad, si está bien físicamente, llegó justo, pero esperemos que vaya agarrando ritmo y que la Liga sea larga (risas).”

¿Con qué plantel se encontró?

Yo cuando llegue habían tres fichas, Santiago Moglia, Gustavo Barrera y Claudio Charquero, le agregamos a Diego Pereyra y Miguel Barriola. Después el núcleo de jugadores que ya estaban, hemos pedido a Santiago Álvarez, me pareció que es un jugador que puede hacer algo distinto, nuestra apuesta es que no lo haga por dentro, intentaremos trabajar para que él juegue por fuera. Yo llegue en julio, fui a ver el Metro, pero no fui a ver a él, sino a Juan Andrés Galleto y me  encontré con un Santiago Álvarez y me dije: Sería bueno traerlo. Cuando se cambió la reglamentación,  me pareció fenomenal contar con él, el club habló con Larrañaga, al club le encantó, lo vimos con Fefo, es una apuesta para largo, hay que mejorarle, si él entiende que es un trabajo para mejorar, puede ser hasta un tres o un dos  a futuro, será una ficha de nivel y no solo con nosotros sino de cualquier club.

¿Qué objetivos tiene Welcome?, muchos lo denominan benjamín y suena  raro por todos los logros que tiene.

A mí no me disgusta que nos pongan en la parte de abajo de la tabla, al revés, eso quiere decir que le podemos demostrar que no han sido justos con nosotros, y eso debemos demostrarlo en la cancha.

A Thomas Terrell ya lo conocemos ¿Qué puede decir de James Hughes?

Mirá, James Hughes recién está acomodándose, llegó hace cuatro días, es super atlético, muy alto, es un 2.11 real, no es de esos que bajan del avión y pierden dos o tres centímetros, es muy largo. Sus brazos llegan casi a la canasta, estando con los pies en el suelo, sin ponerse en punta de pie, para nosotros es algo diferente, no hay esos jugadores en el medio. Si conseguimos que él agarre ritmo sobretodo de competición, porque físicamente está bien y entiende el juego  de la Liga, que es distinta, dura, que se permite el golpe, si entiende y saca beneficio de ello, puede dar una grandísima mano.

¿Cómo será su fisionomía de juego para el equipo?

Nosotros queremos jugar a defender y correr, eso requiere poder tener a toda la gente. Nosotros estamos con Barriola nos llegó hace una semana, los americanos también, entonces nos va a costar tener piezas fundamentales que no están en la dinámica que hubiésemos querido tener. Puede que el arranque no sea el mejor pensado por mí, pero yo creo de igual manera que va estar bien.

¿Le gusta la modalidad del campeonato?

La verdad que no, no la entiendo, me dicen que es por un tema de costes, que da cierto interés a la primera rueda,  pero la verdad no la entiendo.

¿Para qué va estar este Welcome en el campeonato?

El club quiere estar entre los ocho, y vamos a intentar de meternos entre los ocho. El comienzo es fundamental, el primer partido es con Atenas que cambia ir al Palacio Peñarol…

¿Por qué?  

Me hubiese gustado entrenar el club con el primer partido allí con la gente, que vea como quedó el club, con esta directiva que está ahora, propuso además de un equipo que juegue Liga Uruguaya, también hacer obras y dedicarle tiempo y dinero a pequeños detalles que a veces estaban descuidados, pero bueno, no será malo esperar y jugar con Malvín, esperar que la gente llene el Oscar Magurno y poder hacer un buen acontecimiento

Un dato Welcome, en Liga Uruguaya nunca le pudo ganar a Malvín

(Risas, risas) espero ser yo quien rompa eso (risas).