Mateo Orta fue un jugador clave en la agónica victoria de Malvín ante Biguá, el 9 playero tomó un rebote y anotó a falta de 22 segundos poniendo en ventaja a su equipo para luego cerrar el juego a su favor.  El joven se arrimó a charlar con Basquet Total al cierre.


“La verdad que ese rebote fue el más importante que agarré, me caracterizo por los rebotes, me gusta el juego de raspar y hay que ir siempre a eso”
, comenzó diciendo el interno.
Orta, viniendo desde el banco dio una gran mano, “Hay que entrar enchufado, es lo más importante para el equipo y cuando los titulares se cansan, los del banco tenemos que entrar y darles una mano para que tengan descanso”
Los triples sobre el final del cuarto fueron claves para forzar el alargue, “Se veía fea la mano porque ellos son tremendos jugadores pero aparecieron las manos de Pereira y Franzosi que nos salvaron para poder ganar”.
El interno playero tuvo la oportunidad de viajar a Estados Unidos donde tuvo una linda experiencia, “Gracias a Marcel Souberbielle tuvimos una oportunidad que nos dejó sin palabras, jugar a otro nivel, la infraestructura espectacular que tienen es algo increíble, ellos viven del deporte realmente”.
Respecto a su futuro en Malvín afirmó, “Ya estuve practicando en la primera de Malvín con Pablo López, es un club que tiene muchos jugadores y uno como tantos sueña con estar en el banco de la primera”