Luego de un alargue en 86, Malvín venció a Biguá 103 a 100 y de esta manera quedó en la punta de la tabla de posiciones de la Liga de Desarrollo. Los dirigidos por Pablo López ganaron un juego clave ante uno de los líderes.

El arbitraje de Martínez y Fernández fue regular en líneas generales, muy cuestionado, se pitó demasiado, mucho error en la Avenida Legrand.

Los locatarios salieron jugando con Santiago Pereira, Timothy Wendel, Gonzalo Riba, Ignacio Franzosi y Salvador Olivar. Por su parte, los dirigidos por el “Sapo” José Rovira lo hicieron con Federico Pereiras, Alfonso Arillaga, Joaquín Jones, Rodrigo Brause y Facundo Grolla.
La naranja fue al aire y Pereiras ponía en ventaja a Biguá, posteriormente empezó una catarata de triples para un lado y para el otro, el buen juego de Olivar le permitió al equipo playero irse arriba en el score 19-17 al finalizar el primer cuarto.
En el segundo, Timothy Wendel pesaba con varias penetraciones, Salvador Olivar estaba intratable de los tres puntos y Biguá no encontraba la vuelta hasta que Brause se encendió y empezó a colocar varias bombas. En la visita hubo un buen ingreso de Martín Rojas, viniendo desde el banco el corpulento jugador de la selección sub 17 de Uruguay dio una gran mano para poner al Pato en partido. De todas maneras, la última pelota la tuvo el equipo de la playa y con un exuberante Mateo Orta viniendo desde el banco, apareció un triple del 9 playero sobre la chicharra para irse arriba 43-39.

Tras el descanso largo Malvín pusó el pie en el acelerador y abrió una renta de 12 a falta poco más de cinco minutos, vencía a Biguá 59-47. El “Sapo” pidió tiempo y ahí reaccionó Biguá, Álvarez con triples, Pereiras desde la línea y el buen juego de Grolla en la pintura generaron que la visita se fuera una bola abajo, 66-65 ganaban los de Avenida Legrand.

Los últimos diez minutos reglamentarios fueron infartantes, de arranque un técnico a Pablo López del cual se aprovechó Brause para poner arriba a Biguá 69-66 a falta de ocho minutos.
Con Federico Pereiras como figura a puro triple, los de Villa Biarritz abrieron una renta de 9 puntos, a falta de 2 minutos y monedas ganaba el Pato 82-73.
López pidió tiempo para rearmar el equipo, forzando los errores del rival y presionando toda la cancha Malvín logró robar dos pelotas claves, primero Santiago Pereira con un triple y luego otro robo y triple del Nacho Franzosi le permitieron a los playeros igualar en 86 el tanteador para ir a un alargue, la última pelota fue para el Pato que no pudo definir.
En los cinco adicionales el Pato arrancó mejor con bombas de Joaquín Jones y Brause abrió una renta de 6 puntos restando 2.18 ganaba por 98-92 sin embargo, la visita perdió a Brause por quinta falta en un momento clave. Franzosi se aprovechó de esto, en la línea y con robos anotó para colocarse a una bola, 98-97 ganaba la visita a falta de un minuto y monedas.
Sobre el final Grolla fue a la línea, falló, contestó Timothy desde el mismo lugar y luego Jones colocó un libre para poner el 99 iguales en el tanteador.
A falta de 22 segundos para el cierre un gran trabajo de Mateo Orta tomando un rebote clave solo, anotó la pelota del partido para irse arriba 101-99, Rovira pidió tiempo, Grolla explotó en ira y las cosas no cambiaron.  Faltando 10 segundos Franzosi se fue por quinta falta, Arrillaga erró el primero y anotó el segundo para colocarse a uno. López pidió tiempo, cortaron a Pereira que colocó los dos para cerrar el juego a favor de los de la playa 103-100.

De esta manera los dirigidos por Pablo López están en la cima de la tabla de posiciones de la Liga de Desarrollo.