Un fin de semana especial para nuestro femenino y nuestro basquet, dos actividades que nos llevan por buen camino.

Lo de las minis que llenaron la Plaza 2 y el MAM, con las ganas simplemente de jugar, con alegrías en sus caritas, con esas miradas, con ojos atentos y viviendo a su edad, de jugar este deporte.
Vivimos con esos 11 equipos, 102 nenas que se llevaron sus diplomas, regalos y un recuerdo de compartir ese momento.
A los padres por apoyar y confiar en el crecimiento, a los entrenadores que pusieron ante todo su docencia y juego en el evento. Todos juntos, jugando, participando y educando, formando el futuro de nuestro genero.
Mientras que en Paysandú, se disputaron las finales nacionales u16, en un gigante 8 de Junio, cumplimos objetivos de los neutrales llevar las finales al interior, fueron unas lindas jornadas, dónde todos los equipos se llevaron medallas por estar en las finales y las Copas a los tres primeros.
Todos ganaron y vivieron su experiencia e integración, saludable actividad deportiva sanducera, que nos habré puertas para el Torneo Nacional de Mayores del mes próximo.
Por otro lado los objetivos de nuestras selecciones se van cumpliendo, estamos cada ves más cerca de los sudamericanos de las categorías u14 y u17. El objetivo es seguir creciendo en la misma sintonía, con el apoyo de todos y todas, esperemos que el femenino logré seguir los caminos mas simples y seguros de este deporte que tantos queremos.
Despacio, tranquilos y seguros, la formación y el crecimiento depende de lo que queremos en el genero y el deporte. Si no es hoy, será mañana, pero mirando hacia adelante, por eso los clubes deben apostar al Femenino, el proyecto está, depende de nosotros mismos.-

BASKET ANIMAL