Martín “El Gatito” Perdomo fue una sorpresa positiva dentro del plantel de Sayago y mantuvo un rendimiento por demás satisfactorio a lo largo de toda la temporada. Figura excluyente en la serie final ante Stockolmo diálogo con Basquet Total con la Copa en mano.

Tremendo en ataque, atento en defensa: “Una locura, queríamos subir y lo hicimos. Es muy lindo cumplir objetivos. Lo conseguimos en la tercera oportunidad, en dos finales. Empezando uno a cero abajo y haber ganado este partido y conseguir el ascenso no tiene precio”

Más de 700 hinchas del Saya presentes en la cancha de Aguada, un club que aprendió a querer: “Veníamos bastante golpeados, tuvimos la fractura de Shelman, nos sacan el punto con Olivol y eso nos hizo tener un bajón anímico. Pero tanto los dirigentes como los hinchas nos tiraron para adelante. Hoy fue una fiesta y la verdad es un honor ganar cosas con el cuadro de mi padre que hace 9 años que esta acá”