Siguiendo la recorrida de notas a los entrenadores en la previa de la LUB, llegó el momento de Larre Borges.

Lo conocen como el “Mágico”, se llama Daniel y su apellido es Giacoya, estas fueron las palabreas que brindó el entrenador de cara a la Liga Uruguaya de Básquetbol.

¿Cómo se describe como entrenador?

Creo que otros me tendrían que definir, sí te diría algunas características que creo tener,  me gusta estudiar mucho, trabajar, me gusta tener un perfil bajo.  Son algunas características que creo tener”

¿Cómo ve al plantel?

Es un plantel que se brinda al trabajo, muy comprometido, con un perfil bajo  y con mucho sacrificio. Tenemos gente joven, otros con experiencia, tenemos diferentes opciones y principalmente sabiendo las limitaciones y virtudes cada uno.

Los extranjeros están hace unos días con el equipo. ¿Cómo los vio?

Quinnel es un alero, muy inteligente, con un juego muy sólido, fuerte de cabeza y con buena lectura, es un hombre experiente. William es primer salida, un centro de 120 kg pero con mucha movilidad. Estamos muy conformes con los dos, trabajan muy fuerte y tienen un compromiso asumido al grupo.

Algunas fichas nacionales repiten. ¿Cómo ve a las fichas mayores?

Muchos de ellos ya tienen más de una temporada en el club, son jugadores jóvenes y experimentes, muy comprometidos, sabedores de sus virtudes y defectos. Estamos muy contentos con su predisposición a los entrenamientos.

Su trabajo en Formativas le da un conocimiento especial de los juveniles. ¿Qué le pueden aportar al primer equipo?

Los juveniles van a tener un rol principal en el equipo, algunos se están ganando sus minutos, otros se están formando para minutos a próximos años. Pero mi función en el plantel principal está muy vinculada con proyectar jugadores. Los minutos que tengan son los que se van a ganar, no se les va a regalar. También estamos muy contentos y satisfechos con ellos que se brindan en los entrenamientos a la par de los mayores.

¿Cómo viene la preparación?

Muy a los “ponchazos”, jugadores que vienen del Metro y que sus entrenamientos fueron salteados, fichas mayores que se contrataron a último momento, alguna lesión en la vuelta y fuimos el último equipo en arrancar a entrenar. Con todo lo dicho y lo que estamos logrando en crecimiento estamos muy conformes pero sabiendo que no llegamos al nivel que deseamos

¿Qué opinión le merece el fixture?

Por filosofía el mejor fixture es el que te toca, nos tocaron de arranque Hebraica y Malvín que son los dos candidatos al título, no hay que poner escusa. Ahora estamos en la preparación del equipo y no estamos enfocados en Hebraica ni en Malvín.

¿Cuáles son los objetivos?

Hoy en día nuestro objetivo es crear una identificación de equipo, un compromiso al trabajo, conocernos. Una vez terminado esta etapa de preparación vamos a saber para que estamos, la propia competencia nos va a decir para que estamos