Hebraica y Macabi venció a Allavena 90-61 y se quedó con el Torneo Nacional Sub 23.
La organización de la FUBB dispuso que los campeones de Salto, Paysandú y Montevideo disputaran un triangular final para concer el campeón nacional Sub 23.

Hebraica llegaba con un plantel plagado de figuras para la divisional, con Luciano Parodi incluído. El macabeo ganó de principio a fin un certamen que no se vislumbraba con otro equipo levantando la copa.

Triunfo 90-61 sobre Allavena para gritar campeón. Notoria comodidad de los de Leo Zylberstein que confirmaron ser el mejor equipo del país en la categoría.