Uruguay no pudo con México y perdió por cifras de 78-63 pese a eso los dirigidos por Adrián Capelli hicieron un juego más que interesante en defensa y se cambió la imagen del último partido.

Los primeros minutos del partido se dieron entreverados, con faltas, pérdidas de los dos equipos y con Waschman yendo sobre Ayón y controlando al jugador del Real Madrid. La manija la tuvo Jorge Gutiérrez anotando y también asistiendo a Hernández, así los anfitriones sacaron seis (10-4). A partir de allí un par de buenas defensas charrúas, y aparecieron los triples, dos de Martín Osimani y uno de Fitipaldo, más libres de Martín, permitieron igualar en 14 y como si fuera poco con doble de Reque Newsome los celestes se fueron arriba al cabo de los primeros diez minutos 16-14.

El descanso le hizo bien a los mexicanos que salieron duros en defensa, corrieron la cancha y con Toscano y Hernández pusieron un 4-0 para pasar, la alegría no le duró mucho porque el Fiti con una bomba le dio nuevamente la ventaja a los uruguayos. Los dirigidos por Valdeomillos nunca se sintieron cómodos en los 15 minutos iniciales, Uruguay planteó un partido inteligente en defensa y jugando ofensivas largas en ataque. Los muchachos de Capelli siguieron prendidos –Vidal fue a buscar bien arriba a Stoll para no dejar armar al base-, mantuvieron un score bajo, quien se destacó en los dueños de casa fue Herández penetrando, con triples, siendo figura. Quien creció en el juego, principalmente en asistencias, generando espacios y habilitando fue Ayón, que si bien no convirtió dejó de cara al gol a sus compañeros para que los suyos saquen siete 32-25. En los celestes Newsome puso un par de goles importantes, pero el apresurarse en ataque con tiros mal tomados hizo que la efectividad baje y permita salir en velocidad a los mexicanos, que poco a poco se adueñaron del juego con Ramos y Ayón para abrir 13 (38-25). Un doble de Waschman sobre el cierre hizo que la diferencia al cabo de los primeros 20 fueran de 11 en favor de México, 38-27.

Para la vuelta del descanso largo Uruguay salió con un 4-0 para achicar a siete y una defensa dura. Pero como aconteció en los cuartos anteriores México ajustó atrás, le cerró el aro a los celestes y corrió la cancha y en el juego estacionado se la dio a Ayón que gravitó en el uno contra uno ya que las ayudas nunca llegaron  y así tomaron 14 de renta (46-32). Uruguay nunca se dio por vencido, buscó con sus herramientas, triple del Fiti más doble de Osimani le permitieron achicar. Los celestes fallaron muchas oportunidades claras de convertir, especialmente en las cercanías del aro. México cerró mejor el chico y se fue arriba 55-41.

Los dirigidos por Capelli abrieron con un 3-0 y dejaron sin encestar a los mexicanos durante dos minutos, pero la poca claridad en ataque no le permitió nunca achicar a menos de 11. Un técnico a Borselino hizo que los anfitriones pongan el libre y luego el doble para que las diferencias sean de 14 (58-44). Valdeomillos rotó el plantel, sacó a Ayón le dio minutos a jugadores que no han tenido tanta participación y así Uruguay lo aprovechó con un parcial de 6-0 para achicar a ocho (58-50), por lo que el entrenador español pidió minuto para reordenar el cierre. A la vuelta del mismo Jorge Gutiérrez mandó a guardar una bandeja más el libre, Ayón ganó en el poste bajo y las diferencias fueron favorables para los aztecas. Uruguay no se dio por vencido, luchó el juego, no bajó los brazos y con cuatro unidades consecutivas de Calfani achicó a siete (64-57). Pero cuando los muchachos de Capelli buscaron meterse en juego decididamente Ayón con dos libres más un bombazo mortal de Stoll –que no había aparecido en el cotejo- hicieron que los dueños de casa estiren las diferencias y se agranden y comiencen a cerrar el partido, sacaron 15 de diferenci a (73-58). El reloj siguió corriendo, ambos equipos fueron al ataque pero nada cambiaria el destino del marcador, el resutlado final fue de 78-63.

De esta manera México finalizó como primero e invicto y comenzará la siguiente instancia con tres puntos. Por su parte Uruguay que ya estaba clasificado lo hará sin unidades.