Javier Masner, entrenador de Yale, dialogó con Basquet Total sobre la sanción, contó su visión, los sentimientos al enterarse de la noticia, y la ilusión de que el partido se juegue.

¿Cómo viste la incidencia final del partido?

Fue un final insólito. A mi entender el árbitro estuvo perfecto en anular ese doble, terminado el juego voy a saludar a los jueces y veo q se acercan parciales a recriminar por la polémica jugada, lo único q hice fue alejar a la gente para que no pase a mayores.

¿Qué pasó luego que terminó el partido?

Yo estaba apartando a la gente, había fácil ocho coraceros alrededor de la terna no pude apreciar los patadones o el punta pie.

¿Cómo se enteraron de la noticia?

Nos enteramos por nuestro delegado que existía dicha denuncia por parte del juez, al llegar al club el mismo día del juego.

¿Cuál es el ánimo que quedó en el club?

Mucha bronca. Ayer fue un día muy feo para hinchas y socios. Creo que los más afectados somos los jugadores y cuerpo técnico, si descendemos queremos descender perdiendo en cancha. Hay mucha bronca, pero el único consuelo que tenemos es que es una decisión que no depende del equipo.

¿Siguen entrenando a la espera de que el Tribunal de apelaciones de vuelta el fallo?

Si, claro. Seguimos entrenando, se nos dio la oportunidad de apelar, por algo es. Vamos a lucharla hasta lo último para jugar ese tercer partido y ganarlo en cancha como debería ser.