Con una muy buena puntería en sus tiros desde más allá de los 6-75 metros, sobre todo, en el primer tiempo, Unión Atlética derrotó a Sayago en cifras de 93-82. El “Azulgrana” quedó como único puntero de la liguilla.

El inicio del juego favoreció a Sayago. El equipo del Camino Ariel jugó desde bloqueos directos para Martín Perdomo, buscó cargar la pintura con Clarence Matthews, cargó bien el rebote ofensivo, encontró triples cuando revirtió la pelota ante las ayudas del lado contrario que trabajó el rival y estuvo arriba en el tanteador durante gran parte de los primeros minutos de juego. Unión trabajó bien la defensa sobre el extranjero rival. El equipo de Nuevo Malvín le rotó varias veces el jugador que lo tenía que defender, trabajó bien las ayudas del lado contrario y logró que Clarence no anotara en demasía en ese momento. El principal problema “Azulgrana” fue la ofensiva. Los dirigidos por Rodrigo Riera no tuvieron ideas claras, no encontraron ni a Kristian Clarkson ni a Gastón Semiglia que fueron bien defendidos y dependieron demasiado del tiro exterior para convertir. Igualmente, el muy buen comienzo de partido de Camilo Antúnez hizo que Unión se mantuviera en partido. El escolta oriundo de Bohemios lastimó con lanzamientos a distancia tras salida de bloqueos indirectos, asumió rompimientos hacia el aro y fue la principal vía de gol de su equipo en ese momento. Sayago no solo estuvo arriba en el tanteador durante los primeros minutos sino que, tras un triple de Gerardo Fernández, llegó a abrir cuatro de ventaja a 1’30” del final del primer chico. Alternando momentos de defensa en hombre con momentos de defensa en zona 3-2, corriendo la cancha, siendo más vertical y encontrando los primeros puntos de Semiglia, Unión reaccionó, puso un 6-0 y pasó por dos. Un triple de Perdomo le permitió a Sayago cerrar el primer cuarto 19-18 arriba en el tanteador.

El inicio del segundo período fue todo para Unión. El equipo de Nuevo Malvín mejoró su trabajó ofensivo, mostró buenos porcentajes en sus lanzamientos a distancia y con un gran desempeño de Antúnez no solo pasó en el tanteador sino que, además, comenzó a abrir diferencias. El equipo de Riera jugó con paciencia, continuó trabajando bien los bloqueos indirectos, explotó tanto las situaciones de alto-bajo como los cortes por línea de fondo en los momentos en los que, increíblemente por los altos porcentajes de acierto que estaba teniendo su rival, Sayago se cerró en zona 2-3, anotó cuatro triples y puso un 16-3 que le permitió sacar 12 a los cuatro minutos del tercer cuarto. Sayago desapareció del juego. El equipo del Camino Ariel no pudo correr ante la efectividad ofensiva de su rival, ya no cargó el rebote ofensivo, no encontró a Matthews, no pudo anotar ningún triple y se quedó sin gol. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Horacio Perdomo, Sayago ordenó su juego ofensivo, volvió a cargar la pintura y puso un 7-0 con el que se colocó solo a cinco, 34-29, de su rival. El ingreso de Cristian Mazzuci le devolvió gol al “Azulgrana”. El Mercedario anotó dos triples consecutivos y lideró un 9-2 con el que la “UA” retomó 12 de renta a tres minutos del final del primer tiempo. Sayago no pudo con su rival, “perdió” a Matthews por haber cometido su tercera falta personal y sufrió un nuevo buen momento del equipo que ofició de local. Unión Atlética se cerró en zona 3-2 y, más allá de que jugando al ritmo de Perdomo y siendo más vertical Sayago encontró gol, logró mantenerse arriba en el tanteador e irse al descanso largo ganando 46-37.

Defendiendo bien a Semiglia, negándole la línea de pase a Antúnez, presionando en toda la cancha, corriendo tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote y cargando la pintura ante defensa plantada, Sayago puso un 10-2 en el inicio del segundo tiempo y se colocó solo a dos de su rival a los 3’30” del tercer cuarto. Unión pasó a defender en zona 2-3, fue más inteligente en ataque y volvió a sacar diferencias. El equipo “Azulgrana” comenzó a cargar la pintura, lastimó con situaciones de alto-bajo, encontró gol tanto en el 1X1 de frente al aro de Clarkson como en Diego Tortajada, volvió a abrir diferencias y cerró mejor el cuarto. Sayago tuvo un espectacular tercer cuarto de Matthews (anotó 16 unidades en esos diez minutos) pero dejó muy solo a su extranjero que sufrió la zona rival. El equipo del Camino Ariel no anotó triples, no tuvo otra vía de generación de juego e ingresó al último cuarto ocho tantos abajo en el marcador.

Sayago salió al último cuarto dispuesto a reaccionar. El equipo dirigido por Perdomo propuso una defensa combinada triángulo dos (con las referencias personales sobre Antúnez y Mazzuchi), cargó la pintura, encontró un doble de un Matthews que sacó una falta al saltar para anotar y embocó el libre y se puso solo a cinco de su rival. Unión volvió a alternar momentos de defensa en hombre con momento de defensa en zona 2-3, corrió la cancha, lastimó con situaciones de alto-bajo, encontró gol en las manos de Clarkson, trabajó bien para que Antúnez pudiera recibir tanto para tirar como para jugar el 1X1 y, con Camilo como principal vía de gol, puso un 13-2 que le permitió sacar 16 y liquidar el partido con cuatro minutos por jugar. Sayago no tuvo reacción ante un Unión que tuvo buenos porcentajes de acierto en libres y ganó el punto.

En el ganador se destacaron los 41 puntos convertidos por Camilo Antúnez mientras que en el perdedor el goleador fue Clarence Matthews con 29 unidades.