Pablo Clerici se retiró de la práctica profesional del básquetbol, lo confirmó el alero tras salvarse con Marne del descenso en el Metropolitano.

Una carrera intensa, larga, siendo uno de los mejores tiradores de los últimos tiempos en nuestro país. Con la manito intacta y un par de bombas importantes se despidió Clerici del básquetbol profesional el sábado pasado ante Verdirrojo.

Su pasaje fue circular, comenzó y terminó en su club, en su casa, defendiendo los colores de Marne. Además jugó en Unión Atlética, Olimpia, Atenas, Montevideo, Welcome, Independiente de Mercedes, Salto y Lavalleja.

El último Federal con Olimpia (vice campeón) y la temporada en que Atenas llegó a semifinales y sufrió la suspensión de afiliación fueron recordados por Clerici como los mejores de su carrera.

El alero, que dijo sentirse sin ganas de seguir jugando, priorizando su trabajo y la familia, será recordado por plantarse a tirar de más de 8 metros, cuando todavía la línea era en 6.25.

Con la tranquilidad de haber dejado a su club en el Metro, Clerici se despidió del basquetbol profesional.