Olivol Mundial derrotó categóricamente a Yale por 87 a 45 en el partido correspondiente a la última fecha del Torneo Metropolitano. Estos dos equipos estarán disputando una de las llaves de los play-outs en donde el mundialista entra con ventaja deportiva de 1 – 0.

Ambos planteles cuidaron algunas de sus figuras para este cotejo. Daniel Rivero, Damián Blazina, Lucas Lepiani, Ignacio Franzosi, Omar Galeano y Tarrie Monroe no vieron minutos en los dirigidos por Javier Masner mientras que Andres Blazina decidió preservar a Ezequiel Dentis, Diego Silva y Andres Jones.

Tabaré Martínez, Federico Seguessa, Diego Olivera, Federico Álvarez y Milton Acuña iniciaron en el elenco de la Avenida Millán y Sitio Grande. Los cinco que saltaron desde el arranque en Yale fueron Federico Masner, Federico Sánchez, Andrés Maggiari, Matías Gasañol e Iván Vincent.

Desde un comienzo el equipo del barrio Reducto marcó la cancha con un rápido parcial de 7 -0 de la mano del juvenil Seguessa como principal anotador. Luego las ventajas se siguieron estirando dentro de ese primer cuarto de la mano de Diego Olivera quien aparecía muy participativo en el costado ofensivo. Matías Gasañol se hacia cargo del ataque de los de Jacinto Vera pero con casi nula eficacia en su tiro lo cual se reflejó y con creces en el score, 26 – 7 a favor del local.

Ya en el segundo chico aparecieron los “chiquilines”. Agustín Britos, Fernando Zannier, Marcelo González en el Oli, mientras que saltaban al campo de juego Nicolás Belvedere, Agustín Yozzi y Juan De Melo en Yale.

Los conducidos técnicamente por Javier Masner seguían sin meter una y a base de goles de los juveniles más el gran aporte de Milton Acuña tanto en la pintura como desde lejos anotando algunos triples, los locales se fueron al descanso en cifras de 48 a 15.

El complemento tuvo su cuarto inicial muy discreto, para no decir desprolijo en exceso. Una verdadera doma fue este periodo que con todos los juveniles en cancha tuvo mucha intensidad pero poca pausa lo que causo un número importante de perdidas que desvirtuaron las acciones. Parejo para abajo se fue el tercero con ventaja de 64 a 31 para los dirigidos por Andrés Blazina.

Con todo cocinado, el último cuarto estuvo de sobra completamente y dio para experimentar una rotación mucho más larga en ambos planteles con jugadores que no gozan de muchos minutos en el certamen y pensando de cara a su próximo duelo por los play-outs en búsqueda de permanecer dentro de la categoría.