Defensores de Maroñas se consagró campeón de la Copa de Oro en la categoría +35 del Maxibásquetbol tras vencer a Defensor Sporting 78 a 73 y logró su tercer título de manera consecutiva.

En una final vibrante desde el juego y reñida dentro del rectángulo, los de Maroñas mostraron su supremacía en la categoría gracias a un plantel de gran calidad con jugadores como Marcel Bouzout, Santiago Lacasa, Álvaro Ramírez y Ciro Pastrana, entre otros.

En el primer chico, Defensores comenzó mejor y hasta pudo correr la cancha con la buena tarea de Carlos Medina. El elenco fusionado ajustó en defensa para achicar el marcador, el cual fue favorable para los de Javier Lallera 18-15.

El violeta mostró otras armas en el segundo cuarto gracias a Javier Bonda en el juego perimetral y al trabajo debajo del aro de Claudio Pau para dar vuelta el score y sacar seis de renta (29-23) en cinco minutos del parcial. El equipo de Maroñas fue más inteligente en el cierre y logró acercarse en el tanteador para configurar el 36-33 para los de Punta Carretas.

Defensores volvió a mostrarse duro en defensa y aprovechó el ataque rápido como vía de gol con Pastrana y Ramírez como abanderados para colocarse 43-38 en 4′ del complemento. Un 8-0 del conjunto fusionado con Jorge Cabrera como figura le permitió a su elenco recuperar la ventaja y marcharse al último chico 55-50 arriba.

Los conducidos por Lallera, gracias a la jerarquía de su plantel, ingresaron al cuarto decisivo con un 7-0 para pasar al frente y, posteriormente, sacar la máxima de diez unidades (68-58) en seis minutos. Cuando parecía que esa renta iba a ser suficiente hasta el final, Bonda asumió el protagonismo ofensivo de los violetas y su conjunto se puso a sólo un punto (74-73) a falta de una vuelta de reloj. Dos lanzamientos libres de Bouzout y una mala selección en ataque fueron las dos pelotas finales del juego y Defensores se quedó con el encuentro por 78 a 73 y el título de campeón por tercera vez consecutiva.

Marcel Bouzout y Santiago Lacasa fueron las figuras del ganador con 13 y 11 puntos, respectivamente, mientras que Javier Bonda fue el goleador del partido con 23 unidades.

Además, y previo al choque entre Defensores de Maroñas y Defensor Sporting, se disputó la final de la Copa de Plata en la misma categoría, que terminó con la consagración de Auriblanco frente a Atenas 83-82.