Santiago Lacasa fue una de las figuras de Defensores de Maroñas para la consagración como tricampeón de la Copa de Oro en la categoría +35 y charló con Básquet Total.

“Es el ritmo que hay en esta categoría. Desgraciadamente, a veces se habla mucho y se juega poco. A nosotros nos conviene jugar al básquetbol que es lo que hacemos mejor y ahí podemos sacar una ventaja. Se conversó mucho y es una locura que el partido haya terminado 0.30 de la mañana pero por suerte se logró el objetivo y es el premio de tres años de entrenamientos, inviernos, canchas duras y por todo eso es muy merecido”, contó Santiago luego del trámite de la final y lo que significa el tercer título consecutivo.

A pesar de contar con grandes individualidades, el perimetral aclaró que el fuerte de su equipo está en el colectivo: “si bien contar con Marcel (Bouzout) es determinante, acá lo que sobresale es el juego en equipo. Tenemos un plantel muy completo donde los 15 jugadores pueden dar una gran mano en cualquier momento”.

“A veces bromeo con mis compañeros que antes cobrábamos por jugar y hoy pagamos por hacerlo y usamos nuestro tiempo libre después del trabajo. Pero se ha formado un grupo muy lindo y se están haciendo las cosas muy bien y eso motiva para ir a entrenar independientemente de si haga frío o calor, sea invierno o vacaciones, por lo cual es un compromiso que le debemos al club”, expresó Lacasa acerca de la seriedad y dedicación detrás de esta nueva consagración del elenco de Maroñas.

Sobre las claves de la hegemonía de Defensores en la categoría, Santiago destacó que “hay varias personas en el club que son las que se encargan y llevan adelante de la parte de veteranos y nos han ido apuntalando, empujando, y entre todos nos hemos dado las ganas para seguir juntos como hace ya casi tres años.