Nacional aplastó a Olivol Mundial al vencerlo de visitante 94-56 con 44 puntos de Anthony Johnson.

Con buen marco de público comenzó a jugarse el encuentro. Nacional con receta que le dio resultados en los últimos juegos, la zonita 2-3 atrás. Si bien Tabaré Martínez colocó un triple, el local no supo como atacar esa defensa, muchas veces con pases malos de los perimetrales que perdían la bola sin tirar.
Con la comodidad defensiva, en ataque arrancaron a aparecer los goles de Jhonny Rodríguez y Marcelo Pérez, era excelente la conducción de Abel Agarbado, destacado en lo que no muestran las estadísticas para hacer funcionar el colectivo. Inicio 12-3 del tricolor.
Ahí Johnson hizo la del “aburrido”, y comenzó a ser determinante, todo su potencial ofensivo al servicio del ataque tricolor. Está despegado de la media para este certamen. Por momentos hasta salió picando, parecía que estaba jugando en el fondo de la casa, nadie lo pudo contener. La visita cerró 26-8 el primero con 16 puntos de su foráneo. Tremendo.

El segundo fue más de lo mismo, Olivol probó una zona, Blazina movió el plantel en todos los sentidos pero nunca hubo una reacción. Johnson era el dueño de la noche, jugaba a placer, nadie lo podía defender, el tricolor lo buscaba bien. Además, hubo un pasaje sobresaliente para Jhonny. Los de Lovera se fueron al descanso largo 47-20.

Para el tercero los dos entraron en zona. Olivol se cerró con Johnson y regaló el tiro. Nacional no metió. El local, en ofensiva, tuvo la convicción de atacar el aro con firmeza, Diego Olivera y Federico Álvarez destacaron, además se sumó un buen pasaje de Andrés Jones y los de Blazina se colocaron a 14, muchos pensaban en el viernes anterior, cuando el mundialista dio vuelta un juego increíble ante Stockolmo.
Pero, en un abrir y cerrar de ojos, llegó la cuarta -tonta- de Diego Olivera, dos triples de Marcelo Pérez y puntos de Johnson. Nacional se fue 22 arriba al último 64-42.

Cuarto final que sobró y solo sirvió para que ambos entrenadores rotaran el plantel. Lo positivo para el Bolso que está encontrando un padrón de juego, de todas formas necesita que su foráneo se involucre más en el equipo y no juegue exclusivamente para definir.

El tricolor da batalla y si hoy pierde Capitol quedará en zona de Liguilla.