Con tan sólo cinco minutos en cancha fue uno de los destacados para un triunfo muy importante de Yale en el alargue frente a Montevideo. Daniel Rivero, sin estar con el alta médica y con poco básquetbol fue decisivo para el equipo del barrio Jacinto Vera.

El jugador habló de su retorno al equipo y del triunfo: “No tengo dado el alta médica todavía y fue algo que intentamos con el doctor. Ayer en el entrenamiento no me molestó y hoy traté de aportar desde mi lugar para el equipo. Había que ganar, tuvimos la suerte de meter un par de triples y algunas buenas defensas. Fue fundamental para intentar salir del pozo ya que hacía muchos partidos que no ganábamos”.

Un error en el cierre casi lleva el partido a otro alargue: “Teníamos todo para cerrarlo más tranquilo pero es lo lindo del básquetbol, no se gana ni se pierde hasta el último segundo. Fue muy raro venir a jugar sólo cinco minutos ya que no entramos casi en calor pero estos minutos eran para el que estuviera mejor mentalizado. Nosotros entramos 100% enfocados con que teníamos que ganar y hacer las cosas como las habíamos planeado”.