25 de Agosto comenzó la Liga de Desarrollo con el pie derecho derrotando en su gimnasio a Defensor Sporting por 75-62

En el comienzo del partido los equipos no estaban claros, el juego no era muy goleado aunque si parejo. Durante varios minutos del primer chico el encuentro fue malo, la visita cometía errores que en más de una oportunidad eran mérito de la defensa local y 25 no jugaba bien ofensivamente, era bueno lo hecho por González. Con buenos aportes de Lucas Guerra el fusionado abría sobre el final una corta renta a su favor pero el “20” cerró mejor el cuarto con apariciones de Barses y Gago lo que le sirvió para que sobre la chicharra pase al frente terminando los primeros diez minutos arriba 18-16.

El primer minuto del segundo fue bueno para los dirigidos por Bernini que en un abrir y cerrar de ojos estiraron su renta a 6 (22-16). Cuando parecía ser momento del local, rápidamente reaccionó el fusionado poniendo un 10-0 en pocos minutos con goleo repartido, el León se quedó y quién tomaba las riendas del cotejo era Defensor. Poco a poco, el equipo derrotado intentaba ordenarse nuevamente y encontraba soluciones por el lado de Pablo González que sumado a buenas corridas de cancha de su equipo y cerrando una vez más mejor el cuarto que su rival se iba al descanso largo igualado en 35.

A la vuelta volvía a suceder lo del arranque del segundo chico, comenzaba mejor el local de la mano de Rodrigo Techera y buenas defensas de Sebastián Ottonello. Una vez más el equipo dirigido por Castrillón y Glick trajo el partido y pasó al frente con triples de Rafael Hakas y Esteban Dean pero como a lo largo de toda la noche en los minutos finales del cuarto 25 de Agosto hizo mejor los deberes con momentos de Barses y Gago lo que lo llevó a igualar el encuentro, entrando a los últimos diez minutos igualados en 51.

El último cuarto comenzó mejor para los violetas que abrieron 4 de ventaja en los primeros 35 segundos (55-51). El elenco de Villa Dolores lejos de desesperarse volvió a achicar con libres y una muy buena asistencia de Alejandro Bernini que culminó en conversión de González empatando el juego. Defensor jugaba mal, perdía muchas pelotas y eso lo aprovechó su rival para mandar en el score por la mínima (60-59).

Desde ese momento la visita se quedó sin gol, el dueño de casa crecía a partir del buen trabajo defensivo, llegaba a convertir en el aro rival y esto le servía para estar un punto arriba restando 2.40 (63-62).

Esos últimos minutos fueron todos del León que marcó una gran superioridad en ese lapso de la mano de quienes fueron figuras a lo largo de la noche, González lastimando en las cercanías al aro y Barses encestando una enorme cantidad de tiros libres. De esta manera el resultado final, fue de 75-62 para el rojo, marcando el tanteador una diferencia que no fue la que existió en el rectángulo de juego.