Unión Atlética venció a Sayago 87-82 en un partido que tuvo de todo e igualó la línea de su rival de turno.

Unión Atlética bajó definitivamente de la lucha por el primer ascenso a Sayago. Lo que por un lado festeja Cordón que parece irse derechito al título, pero también lo hace Stockolmo, que si bien puede no llegar a darle caza al albiceleste, saca diferencias de cara a la Liguilla.

El partido comenzó con la sorpresa de Riera de incluir a Matías Martínez en el quinteto titular. El Tute fue en la defensa de Clarence Matthews, a quien controló pero sobre todo malhumoró. A pesar de que hizo tres faltas en 7 minutos, se fue con la tarea cumplida.
Clarkson era el arma ofensiva. Sayago equivocó la designación de marca. Matthews no podía con él, Mackiewicz que saltó del banco tampoco. El extranjero azulgrana jugaba a placer.
Con una lluvia de triples, dos de Martín Perdomo y uno del Pepe, Sayago llegó a pasar en el score cuando había estado más de tres minutos para encontrar sus primeros puntos.
Pero en el cierre, entre Clarkson y un triple de Antunes le dieron justicia en el score al trámite que se vio en la calle Velsen. Unión Atlética 21-14.

El segundo fue un monólogo de Clarkson, problema sin solución para la visita. Para el local era jugar y cobrar. Se dio un primer tiempo excelente de Germán Cortizas leyendo bien el encuentro, generando rompimientos y muchas asistencias para un extranjero que seguía llenado a su compatriota, que lo miraba encestar.
La visita encontró individualidades destacadas en Perdomo y De Pena, carecía de juego colectivo el “Saya”. Era todo a los ponchazos, Matthews recibía lejos de zona de influencía, le costaba a los dirigidos por Perdomo, que a pesar de eso, con un triple de Andrade se colocaron a cinco.
Los dos probaron con la zona atrás, a ninguno le dio resultados. El juego se hizo muy friccionado, muchas faltas y desde el personal fue más eficiente el dueño de casa.

En el cierre la polémica, falta dudosa de Matthews que de todas formas no debió arriesgar tanto. Fue en cancha rival, faltando dos segundos, era la cuarta del extranjero que quedó en capilla. Cuando terminó el primer tiempo fue a protestarle a Salgueiro, en el medio se metió Timote, el profe de Sayago y la seguridad de Unión Atlética. Apareció Horacio Perdomo que le dio con la tabla a Timote. Los jueces decidieron expulsar al entrenador, y sancionar con técnico al jugador de la UA. Ganaba 44-33 el local.

Tras el descanso largo. Volvieron los equipos con libres. De Pena desperdició el suyo. Antunes colocó los dos. Unión Atlética rápidamente con Clarkson y Cortizas sacó 17 (50-33), parecía historia sentenciada.

En ese momento Sayago se acordó de ponerse aquel traje que tantas alegrías le dio, es viejo, está arrugado, luce poco, pero es el que mejor le queda. Así salió a remar el partido. Con poca elegancia pero con su identidad al hombro, presión toda la cancha, cambió de hombre constante y De Pena defendiendo a Clarkson.
Unión Atlética miraba renguear a Balbuena y sufría. Momento del juego donde el local enloqueció, le faltó la pausa y el cerebro del base que está afuera por lesión. Cortizas recibió poca ayuda, se desbordó. La visita encontró goles de corrida y abrió el aro de 6.75 con Perdomo, De Pena y Mackiewicz. Se llegó a poner a 3 (58-55).
En el cierre, los ahora dirigidos por Fernando Espantoso, bajaron intensidad y Unión Atlética con libres aprovechó para irse al último 63-57.

Cuarto final donde Sayago se puso a una bola nuevamente de la mano de De Pena que increíblemente salió cuando volvió Matthews, además Lalo Fernández ingresó por Andrade y el equipo perdió dinámica defensiva. El local aprovechó y de la mano de Clarkson sacó 9.
La visita quería volver al juego, Tortajada sufrió pitazos que no fueron, dos seguidos y se tuvo que ir al banco con cuatro. Volvió Matías Martínez y ahora si fue dominado por Matthews. De todas formas el azulgrana encontró triples de Antunes y Mazzuchi para mantener la renta.
Parecía tener todo controlado el local, pero apareció un rápido parcial de 10-3 de la visita con dos triples de Matías Lado, y los goles de Matthews en la pintura, el Saya empató en 78 faltando 1.15 y su gente deliraba.

En momento donde la bola naranja pesa más que de costumbre, la responsabilidad la tomó Camilo Antunes, quien colocó siete puntos al hilo, la UA ganaba 85-80 faltando 19 segundos.
De Pena encontró un gol rápido y Sayago la robó (85/82). Lo dejaron solo a Matthews abajo que erró un penal, en el rebote fue cortado Cortizas. El Casco fue a la línea y erró los dos. Matthews tomó el rebote pero se la pasó mal a Pablo Gallo y la perdida sentenció el encuentro que terminó liquidando Antunes con libres.

Ganó la UA y sigue fuerte en casa, los dos dejaron una imagen algo magra. Deben mejorar si aspiran a pelear el ascenso.

No fue bueno el arbitraje. Errores que condicionaron el partido para ambos lados. El más claro de la noche fue Julio Dutra. Tanto Salgueiro como Martín Fernández tuvieron errores.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1226|limitstart=0|limitcount=0}