Montevideo venció en su gimnasio Héctor Novick a Olivol Mundial 93-77 por la cuarta fecha de la segunda rueda del Metropolitano, de esta manera la “Roja” del Mercado Agrícola llegó a su noveno triunfo en el campeonato.

Mucho frío en las inmediaciones de Porongos y Martín García, en un partido con previo favoritismo para el local, aunque tuvo una mini racha negativa, venía de ganarle a Verdirrojo en el punto más alto de Montevideo, mientras el “Oli” perdió en la cancha, pero, ganó en los escritorios ante Sayago, consiguiendo un puntazo en sus perspectivas de mantener la categoría.

Desde el salto inicial ganó la “Rojita” del Mercado, en un trámite que sólo tuvo parejo los tres minutos iniciales, goleado 8-8 a falta de 6:50, después con gran actuación de Rodrigo Brause colocó el local parcial de 8-0 para pasar 16-8. Pidió minuto Andrés Blazina para reacomodar el equipo, lo hizo, puso un 5-0 rápido con Tabaré Martínez y Diego Olivera como destacados, para achicar y ponerse 19-15. En el epílogo el perímetro de Montevideo estaba infalible Federico Pereiras y Brause, los oriundos de Biguá, abrían diferencia de 11 puntos, 26-15.

El segundo chico, fue el quiebre, un solo conjunto en cancha, el elenco que dirige Nicolás Díaz, promediando el mismo con parcial de 22-3 sacó la máxima de la noche 48-18 y parecía partido terminado, ya que no se preveía por ningún lado la reacción del submarino amarillo de Millán y Sitio Grande. En ese cuarto sólo destacar a los juveniles del “Pato” de Villa Biarritz y Paul Harrison, aunque el foráneo se dedicó más a generar espacios que convertir en el primer tiempo que finalizó 53-28.

El complemento se esperaba otra actitud del equipo de Blazina, si bien la tuvo, no le alcanzó. Recordar que no estaban, Facundo Sánchez que arrastra lesión ni Diego Silva, sensibles bajas para la visita. En ese lapso del partido, sí apareció Harrison ganando el mano a mano sobre Ezequiel Dentis, alguna bola en ofensiva de Fausto Pomoli sentenciaban la historia en el mercado, 79-55 para afrontar el final.

Sacudía la melena como león herido Olivol, puso parcial de 12-4 para achicar a 15 puntos 83-67, promediando el cuarto, pero, fue sólo una insinuación, producto de una defensa al hombre, toda la cancha, presionó al local que no tenía salidas desde la base y escalonaban a Harrison, tanto Federico Álvarez como Dentis. Destacar el muy buen ingreso de Agustín Britos, quien anotó el gol individual más lindo de la noche con tremenda hundida, que hizo arrancar algunos aplausos de la parcialidad del “Oli”. En el final ingresaron los juveniles tanto de uno como otro, para darle minutos en primera, ya que el triunfo no iba a cambiar de dueño, Montevideo ganó 93-77 y su objetivo de liguilla cada vez está más cerca.

La terna arbitral de Andrés Laulhe, Christian Hirigoyen y Washington Chamorro, en un partido tranquilo, que no daba para pitar muchas cosas, hubo pitazos que complicaron alguna acción que otra, pudo haberse evitado esos pequeños inconvenientes de protestas, reclamos y demás, aunque muchas veces son exagerados, no fue así en esta oportunidad.

Estadísticas oficiales