Sayago venció como visitante a Olivol Mundial y se mantiene en la tercera posición del Torneo Metropolitano.

Con Clarence Matthews y sin Terrence Shelman, que estará afuera entre 45 y 60 días, Sayago llegó a Millán sin posibilidad de dejar puntos, esperando el traspié de Cordón que nunca llega, sabiendo del triunfo en el día anterior de Stockolmo.

Y no falló. Desde el arranque manejó el resultado. El primer chico fue polémico, muy picado. Cinco faltas técnicas pitaron los árbitros. Martín Perdomo, recibió la tercera, técnica incluida y del otro lado Andrés Jones también vio tres faltas en los primeros diez. En medio del “lío” y la indisciplina, Sayago se fue 26-14 arriba y llegó a abrir 16 (26-10) puntos de diferencia con el Lalo Fernández, que también vio su técnico por simulación, inspirado e implacable desde más allá de los 6,75.

El segundo cuarto comenzó con triple de Tabaré Martínez para achicar rápido a 9. Pero en José Mackievicz, el “Gato” Perdomo encontró una pieza clave en ofensiva. El tiro de cuarta no falló, los libres tampoco y el “Pepe” puso 7 al hilo, siendo importante para romper la zona.

Punto a punto, la diferencia parecía que iba a ser apenas superando los 10 puntos pero en el final Diego Olivera le puso el codo en la cara, posiblemente sin intención, a Pablo Gallo luego de recibir una falta y le pitaron antideportiva. Los libres de Gallo fueron adentro y el Lalo agregó otros dos más de la línea. Sayago recuperó la máxima y se fue 43-27 arriba a vestuarios.

En el arranque del segundo tiempo, al argentino Dentis, que venía con 0 puntos, le empezó a funcionar el gancho y Olivol puso un 6-0 rápido para ponerse a diez y obligar a Perdomo a pedir minuto. La racha siguió y con Sayago sin convertir en los primeros 3:30 del segundo tiempo, el mundialista se puso a 6. Federico Álvarez llegó a poner a los suyos a un triple pero nuevamente apareció Mackievicz con su puntería y abrió 8 de nuevo. Se terminó tendo nueve arriba Sayago a pesar de no encontrar buenos rendimientos de Andrade y Perdomo, quien no volvió bien.

El último cuarto arrancó parecido al tercero. Un triple de Silva muy gritado en la esquina de la cantina puso a Olivol a 6 y en el ambiente se palpaba una reacción. A Sayago le costaba convertir. Faltando 6 minutos, De Pena colocó un triple clave. Se iban los 24, la defensa había sido impecable y Leonardo la agarró y la soltó para abrir 10 (58-48). Entre Álvarez y un “cacho” de Jones, el local se puso a 4 faltando 4. El partido estaba divino y podía ser para cualquiera. Pero de ahí en más, Sayago se puso el traje de favorito y no paró más.

El “Lalo” estaba en su noche y Matthews empezó a pesar no solo en los rebotes sino también en los aros. Dentis se descontroló y se mandó una antideportiva parecida a la de Olivera en la primera mitad pero más clara y los de Ariel y la vía lo terminaron de cerrar con libres.

Terminaron siendo 15 la diferencia para Sayago que no quiere perder el tren y sigue en su busca de volver a la Liga de forma directa. Debe demostrar que, aún sin su capitán y figura, es el retador y que podrá dar pelea.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1222|limitstart=0|limitcount=0}