Sayago le ganaba de forma cómoda a Verdirrojo 35-10 cuando el encuentro fue suspendido por Adrián Vázquez, juez principal de forma innecesaria. El fallo ahora pasara a tribunales de la FUBB y se verá que es lo que se determina.

El encuentro fue arbitrado por Adrián Vázquez, Marcelo Colottuzo y Andrés Olivera de tarea regular.

Los locales, dirigidos por el “Gato” Horacio Perdomo comenzaron jugando con Martín Perdomo, Matías Lado, Gerardo Fernández, Terence Shellman y Rammel Allen. Por su parte, los visitantes con Sebastián Baranzano al mando saltaron a la cancha con Darío Veleda, Kevin Nelson, Nicolás Gentini, Andrés San Miguel y Enrique Elhordoy.

La naranja se fue al aire y el local arrancó con todo con un parcial de 8-0. El “Lalo” con varios triples y Shellman en la pintura eran las claves del equipo de Ariel y la Vía con la que abría una renta de 19 puntos en el tanteador, 29-10 marcaba el score al finalizar el prime cuarto.

En el segundo con Shellman como figura más los buenos aportes de Lado y Perdomo y sobre todo del “Lalo” con triples, Sayago sacó aún más diferencias y empezaba a liquidar el partido de movida en la noche abriendo una renta de 25 puntos (35-10).

De todos modos el juego fue detenido allí, a falta de 7-25 para finalizar el segundo cuarto. Todo empezó en una pelota disputada entre Allen y Monteverde, quedaron entreverados. Nelson, al ver eso, intentó separar, el extranjero locatario se molestó y lo increpó, pero nada pasó a mayores.

Hubo invasión de ambos bancos de suplentes, pero la mayoría intentando calmar las aguas, en una buena actitud. La terna decidió expulsar a Allen, que fue quien generó el inconveniente y a Nelson, lo que generó la polémica ya que no se vio ninguna acción fuera de lugar del tirador del conjunto del Cerro, todo lo contrario.

En medio de protestas y charlas con los jueces, ingresó al rectángulo, sobre la esquina, algún parcial de la visita (no eran más de cinco) y la terna decidió retirarse con el formulario a los vestuarios.

Tras media hora de espera aproximadamente se dio a conocer que el encuentro estaba suspendido porque no había garantías para seguirlo. En el formulario se estampó que la expulsión de ambos extranjeros fue por mutua agresión y que hubo invasión de la parcialidad de Verdirrojo.

Deberá decidir el tribunal.

Estadísticas oficiales