Montevideo y Yale empataban en 70 cuando finalizaron los primeros 40 minutos de básquetbol y la terna arbitral decidió suspender el encuentro. La humedad del piso impidió que el alargue se dispute y ahora el pico deberá ser fijado por el Consejo de Neutrales.

El partido comenzó mejor para Montevideo. El equipo del Mercado Agrícola fue intenso en materia defensiva, presionó en toda la cancha, corrió desde la defensa de su rebote, lastimó con un buen trabajo de transiciones ofensivas y concretó un parcial de 10-4 en los primeros 3’30” del encuentro. Yale presionó en toda la cancha desde el primer minuto pero no pudo ante su rival. Los de Jacinto Vera carecieron de ideas ante defensa plantada, forzaron demasiadas situaciones, se apuraron en ofensivas consecutivas, no encontraron a Tarrie Monroe cerca del cesto ante las ayudas del lado contrario del rival y no tuvieron gol. Montevideo continuó corriendo la cancha con efectividad, encontró puntos a distancia tanto en las manos de Federico Pereiras como de Marcel Pierri cuando tuvo que atacar ante defensa plantada, continuó dominando el partido, estiró diferencias, llegó a sacar 13 de renta máxima y cerró el primer chico 11 arriba de su rival, 25-14.

Yale dependió en demasía de impulsos individuales para anotar, no fue inteligente, sufrió la ausencia de un base en la cancha y no pudo ante su rival. El segundo cuarto fue totalmente diferente al primero. Yale alternó momentos de defensa en hombre con momentos de defensa en zona 2-3 con muchas referencias, realizó un mejor trabajo en el balance defensivo, protegió su propio rebote, obligó a su rival a jugar contra defensa plantada y se puso en partido rápidamente. Federico Sánchez ingresó bien en el partido y no solo le dio gol a su equipo sino que, además, le dio un poco de orden y fue importante en la reacción. Por su parte, Monroe pesó cerca del aro, anotó tanto después de rebote ofensivo como luego de recibir posteado, Ignacio Franzosi tuvo un buen ingreso y lastimó con su juego vertical, Yale encontró dos triples y colocó un parcial de 21-9 en el período que le permitió irse al descanso largo ganando por uno. Montevideo no estuvo en el cuarto. Más allá de algunos puntos a distancia de Rodrigo Brause y algo de su extranjero, en ofensiva el equipo del Mercado Agrícola tuvo serios problemas. Habiendo perdido su principal arma ofensiva, las corridas de cancha, los dirigidos por Nicolás Díaz se quedaron sin ideas y sufrieron un segundo cuarto en el que solo anotaron nueve unidades.

Presionando en toda la cancha y corriendo desde la defensa de su rebote, Montevideo puso un 4-0 en el inicio del tercer cuarto y pasó por tres nuevamente. Cargando bien el rebote ofensivo, lastimando con situaciones de alto-bajo y continuando con un buen trabajo de balance defensivo, Yale puso un 9-2 y pasó por cuatro a 7’ del final del tercer chico. Fausto Pomoli tuvo buenos minutos, lastimó tanto con segundos tiros como con su juego de frente al aro y lideró una nueva reacción de su equipo. Montevideo lastimó con el hombre oriundo de Malvín pero también encontró puntos en las manos de un Paul Harrison que sacó faltas y anotó libres. Con estas virtudes, el equipo del Mercado Agrícola concretó un parcial de 8-2 que le permitió pasar por dos a cinco minutos del final del tercer chico. Una defensa en zona 3-2 con permanentes atrapes fue clave para la reacción de un Montevideo que, rápidamente, cambió el encuentro. Alternando momentos de defensa en zona con otros de defensa en hombre, siendo vertical, cargando el rebote ofensivo y encontrando buenos minutos tanto de Ignacio Franzosi como de Tarrie Monroe y Damián Blazina Yale puso un parcial de 11-2 que le permitió pasar por siete unidades sobre el cierre del tercer chico. Montevideo cargó bien el rebote ofensivo y colocó un 5-0 que le permitió ponerse a dos pero un doble de Blazina hizo que los de Jacinto Vera cerraran el tercer cuarto con cuatro puntos de ventaja.

Presionando en toda la cancha y corriendo desde robos en primera línea, Montevideo puso un rápido 4-0 e igualó el encuentro en 59 a los dos minutos del cuarto período. Cargando abajo, lastimando con situaciones de alto-bajo y defendiendo muy duro, Yale puso un 5-2 y recuperó tres de renta a siete minutos del cierre del cuarto. Cargando la pintura y lastimando con segundos tiros Montevideo igualó el encuentro en 64 pero los de Jacinto Vera, con buenos minutos de Blazina, pusieron un rápido 4-0 y recuperaron una renta de cuatro unidades. El buen reingreso a la cancha de Pomoli cambió el encuentro. Fausto no solo le dio más espacios a Harrison para jugar sino que, además, mejoró el nivel defensivo del equipo, lastimó con su juego de frente al aro y fue importante en un 6-0 que le permitió al local pasar por dos a dos minutos del final. Luego de una serie de imprecisiones, Omar Galeano anotó un doble que igualó el encuentro en 70 cuando al cuarto período le quedaba un minuto. El visitante recuperó el siguiente balón pero erró dos libres y le devolvió la posesión a su rival con 46” por jugar. Montevideo demoró ocho segundos en intentar cruzar la mitad de la cancha y Yale recuperó el balón.

Los de Jacinto Vera consumieron segundos hasta que Blazina asumió, semi-penetró y tomó un tiro de cuarta pero lo erró. Los del Mercado tuvieron el balón con 16” en el reloj, consumieron segundos pero perdieron la pelota y le devolvieron la ilusión a Yale con 4” por jugar y el partido empatado. Cuando quiso asistir a Monroe cerca del aro, Lucas Lepiani tiró la pelota afuera y le tiró la responsabilidad de ganarlo a su rival. Montevideo la puso en cancha, se la dio a un Marcel Pierri que intentó ganarlo con un doble pero erró y el partido se fue al alargue.

Cuando los equipos se preparaban para el tiempo suplementario, Richard Pereira (primer árbitro del encuentro) decidió suspender el partido por la humedad que afectaba el piso del escenario de Montevideo. En Yale se destacaron los 25 puntos convertidos por Tarrie Monroe mientras que en Montevideo el máximo anotador fue Paul Harrison con 19 unidades.

Estadísticas oficiales