Mientras el básquetbol sigue esperando un escenario acorde a las necesidades que busca, un movimiento político frenó la construcción del Antel Arena.

La obra del Antel Arena venía creciendo dentro de los parámetros esperados, la fecha de finalización marcada para diciembre de 2016 era el objetivo a cumplir con inversiones y avances de obras que marcaban lo establecido.

En las últimas horas, el gobierno decidió suspender las obras hasta nuevo aviso. De todas formas, la decisión final la debía tomar el directorio de la empresa de telecominicaciones, que apoyó la petición, por unanimidad. La intención gubernamental es redirigir las inversiones a otros puntos prioritarios, informó Subrayado.

El básquetbol deberá seguir esperando un escenario acorde a las necesidades máximas, que hoy no lo tiene, a pesar de la utilización del Palacio Peñarol, un Estadio que en la actualidad es el mejor y cumple con muchas comodidades; pero que, como contrapartida, ofrece algunas carencias como para considerarse de primer nivel.