Larrañaga venció a Verdirrojo 76-61 en condición de local y llega a su tercera victoria en el campeonato en un partido que fue un tiempo para cada uno.

El encuentro fue parejo e impreciso en el arranque contando con poco gol en los primeros minutos, la visita comenzó a crecer, Larrañaga a perder pelotas y en un minuto y fracción Verdirrojo de la mano de Nicolás Gentini colocó un parcial de 9-0 para abrir la primera diferencia de 9 puntos de ventaja. Los del Cerro siguieron mejor y sobre la chicharra, con una bandeja de Torito ganaban 23-10; para sorpresa de los instalados en el Doña Natividad Rivera.

En el segundo cuarto el partido fue muy desprolijo y esto beneficiaba al ganador ya que le permitía mantener la renta. El juego entró en una meseta durante unos minutos y los de Baranzano con apariciones de Ojeda y Monteverde sacaron la máxima (35-20). Sobre el final, el milrayita con Galetto y Reinick (era quien sacaba la cara por el equipo) pusieron un rápido 5-0 para achicar e irse al descanso largo derrotado, 36-25.

A la vuelta del complemento en los minutos iniciales Verdirrojo volvió a recuperar 15 puntos de ventaja a su favor, lo que llevó a los de Germán Fernández a ejecutar una presión extendida que le dio resultados. De ahí en más todo cambió, la visita empezó a quedarse sin gol y Larra con muy buenos minutos de la dupla Carvidón – Reinick dominando claramente en las tablas pusieron un parcial de 18-4 y se terminaba el tercer chico con una mínima diferencia (50-49).

En los últimos diez volvió a ser muy superior el dueño de casa que con una buena aparición de Álvarez y un triple convertido por Sarni. Rápidamente tomaba el control del juego sacando 6 unidades a su favor. El equipo dirigido por Baranzano siguió mostrando un nivel de juego muy pobre y le costaba una enormidad llegar a convertir.

Fue muy bueno lo hecho en la faceta defensiva por el milrayita que se fue arriba (66-54) con Carvidón y Reinick una vez más promediando el cuarto, estaba firme ante su rival. Verdirrojo intentó reaccionar en más de una oportunidad pero no pudo. Larrañaga así logró liquidar el pleito ampliando aún más las diferencias, que finalizaron siendo claras entre un equipo y otro, 76-61.

El local obtuvo un punto clave para tomar aire en la zona baja de la tabla, mientras que el perdedor sigue muy comprometido en la última posición.

Estadísticas oficiales