Yale consiguió un enorme triunfo ante Marne 86-85 de visita en barrio Simón Bolívar, por la séptima fecha del Torneo Metropolitano, con una exuberante actuación de Daniel Rivero.

Fría noche en la calle Marne, con buen marco de público, sólo del local, ya que no podía ingresar la parcialidad visitante, perdiendo un poco de color en el hermoso clásico barrial, que siempre ofrecen Marne – Yale.

Pelota al aire impulsada por Pablo Sosa, comenzando mejor el “Tifón”, siendo interesante el inicio poniendo la bola en el poste bajo. Santiago Ramírez y Javier Crocano fundamentales, además de los minutos de Jermel Kennedy, aportando ocho unidades. Yale empezó muy flojo, atrás no bloqueaba el rebote defensivo, lento en las ayudas, y en ataque lo complicó mucho la zona 2-3 del rival, que rompió con dos triples al principio, Daniel Rivero y Omar Galeano, después cayó en un cúmulo de errores consecutivos, achicando el score al final con Tarrie Monroe siendo clave. Victoria parcial del elenco de Alberto Rico 26-15.

El segundo cuarto, no iba a cambiar, sacó la máxima el local 14 puntos (35-21), Alex López asumía en el “Tifón”, además Julio Panelli con alguna incidencia era importante, superaban a la visita, desconcertado el conjunto de Javier Masner en el rectángulo de juego. Minuto del joven entrenador, para sacudir la modorra, ya que Yale no tenía reacción, apareció la experiencia de Rivero, Galeano y Monroe, pero, no era suficiente, Marne con el ingreso de Rogelio de León, ganó en estatura, además era bien asistido por sus compañeros, para mantener la renta de 10 unidades en el primer tiempo a su favor de 45-35.

El complemento se esperaba con expectativa, ya que el equipo de la calle Gustavo Gallinal, esbozó una mini reacción en el epílogo de los primeros 20 minutos, que no la pudo plasmar en su totalidad. Pero, el descanso le vino bien, rápido parcial de 12-2 para igualar el juego en 47 iguales, fundamental Rivero, Ignacio Franzosi desde el banco y el tiro exterior de Damián Blazina que también tuvo un partido excelente en defensa sobre Kennedy. Marne, no tenía juego, 2-1-2 se paró el elenco de Masner, buscó alternativas Rico con Dellepiane muy encimado por Federico Masner, Pablo Clerici, que salvo cuando fue a la línea, después pasó desapercibido, siendo José Fernández quien se puso el cuadro al hombro para ponerse tanto a tanto. Yale sin Monroe todo el cuarto (sentado con tres faltas), luego de una bola que la movieron todos de lado a lado, Matías Gasañol tiro corto de tres, y el rebote murió en F. Masner, el más bajito de todos, para poner un doble e irse Yale 65-62.

El final tuvo de todo, cerrado, las individualidades, pesaron mucho. Daniel Rivero, quien no perdió las mañas, fue la gran figura del azul, cinco puntos para colocar parcial de 7-3 a su favor e irse (72-65) a falta de 7:30. Se jugaba apresurado, en ese lapso del encuentro, con muchas pelotas pérdidas, aprovechó Yale para abrir 10 puntos (80-70) a falta de 4:20, parecía mucho porque el “Tifón” no soplaba, Kennedy anulado por Blazina, “Pepe” Fernández (con buenos minutos en el tercero), sentado en el banco, hasta que A. López con cinco unidades consecutivas a falta de 2:13 puso el score (80-75). Pero enfrente estaba el “Travieso” Daniel Rivero, infalible, puso un doble clave. Panelli, desacomodado, con poca visión y un tiro poco ortodoxo convirtió y sacó la falta, colocando el adicional, para ponerse a cuatro tantos (82-78). Foul en ataque de Yale, que estaba en colectivas, Clerici anotó los dos, sacó de abajo la visita, la perdió increíble, Panelli anotó el doble, para igualarlo en 82-82 a falta de 1:07.
 
Expectante el final, precioso, alentaba la bullanguera de Marne, estaba caliente el ambiente con el arbitraje que no tuvo una noche feliz. Rivero puso un doble para ponerse 84-82, sacó Marne, bandeja forzada de A. López, erró apenas, el rebote, subió, lo taparon y la pelota murió en Rivero, quien asistió a Gasañol, que solo, convirtió el doble del triunfo a falta de 00:02; 86-82. Sacaba el “Tifón” tras minuto de Rico, quien se agarró la cabeza por la doble chance desaprovechada, tardísimo “Pepe” Fernández a la cancha y esa bomba, que llegó, pero no dio tiempo para más nada, 86-85 ganó Yale, que tuvo a Daniel Rivero como estandarte, puso 27 puntos, en tanto Alex López en el local colocó 17 unidades.

La terna de Pablo Sosa, Pablo Graiño y Sebastián Errico, no tuvieron un buen arbitraje, se fue rápido Monroe en el último cuarto por quinta (dos faltas no fueron), además excesivo pitado el antideportivo de Franzosi sobre Pochelú, con falta común estaba bien, Galeano con De León fue una lucha constante, tras una pelota sucia, antideportiva que se pitó de Galeano que pudo evitarse. En una bola clave Kennedy, no movió su pie de apoyo, picando hacía adentro le cobraron caminar, que no fue, siendo una siendo una pelota importante para Marne en ofensiva, en los últimos ataques de la visita una zona de Rivero que pudo ser pelota pérdida para Yale. La cancha es chica, lleva al roce constante, las protestas eran muchas, los jugadores cada vez colaboran menos, es cierto, pero el arbitraje se desvirtuó al final.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1198|limitstart=0|limitcount=0}