Alejandro Santerini habló con Basquet Total del triunfo sobre Olivol Mundial, el presente de Stockolmo y el partido de esta noche ante Montevideo.

 

Un arranque soñado con una campaña excelente de arranque: “La verdad que arrancamos bárbaro, nosotros arrancamos con un objetivo que era de los primeros cinco ganar tres que con esos yo me quedaba conforme, pero luego empezamos a jugar y nos dimos cuenta que les podíamos ganar a todos”

Sobre el triunfo ante Olivol dijo: “Estábamos en el vestuario y supimos que ellos tenían tres bajas y la rotación iba a ser escasa entonces teníamos que arrancar fuerte. La idea era presionar arriba, marcar la cancha de entrada y sacar un ventaja temprano”  

Luego de haber sacado una diferencia grande, Stockolmo se fue quedando, el entrenador habló de como se maneja eso: “La diferencia abultada te lleva a aflojar un poco, a su vez los jueces pitan faltas que no son y te traen el partido. Yo incluí a los chiquilines en el medio del partido para darle minutos porque se que a la larga los voy a necesitar y fue el momento que se acercaron”

El azul del Prado se destaca con lo que muestra en cancha: “Juegan bien porque tenemos buenos jugadores. Lo más importante es que jugamos en equipo. Lo primero fue determinar los roles y colocar los sistemas según a las características de nuestros jugadores. A partir de ahí es todo de ellos”

Comenzó como uno de los equipos que podía descender, demostró otra cosa y hoy tiene un partido clave con Montevideo: “El objetivo sigue siendo salvarnos del descenso, luego de ganar nueve que yo considero que hay equipos que no van llegar a esa cantidad de partidos, empezamos a ver la parte de arriba. Ahora vienen Montevideo, Cordón, Unión Atlética y Nacional, supuestamente esos son los candidatos. Robando dos me quedo contento, tres mejor y cuatro sería excelente”