Unicaja de Jayson Granger venció a Barcelona 77-66 e igualó la serie semifinal 2-2.

Otra vez el Cárpena explotó para ver jugar a Unicaja Málaga, que no tenía margen de error y efectuó un primer tiempo bárbaro para irse 17 arriba al descanso largo y dejar a Barcelona sin asuntos. Los blaugranas se llegaron a poner a 7 en el último, pero nunca pasó sobresaltos el local, el infierno verde jugó su papel y habrá quinta unidad, la serie está 2-2 y se define el domingo en el Palau.

El uruguayo volvió a dar cátedra al mejor nivel; jugó 24 minutos y fue el goleador dentro de un equipo que repartió bien el goleo con 11 puntos (5/9 en dobles, 0/2 en triples, 1/2 en libres), bajó 2 rebotes, tomó 2 asistencias, recuperó 2 balones y perdió 2.