Marne venció a Nacional 92-82 (alargue en 77) y de esta manera cortó su mala racha de tres caídas al hilo, el bolso no levanta cabeza en el Metro.

El encuentro empezó un tanto desprolijo producto de las duras defensas al hombre que plantearon los entrenadores, pese a esto fue el tricolor quien logró plasmar mejor su idea ya que Javier Álvarez rindió en el sector defensivo controlando de gran manera a Kennedy mientras que también aportó goles importantes, en este rubro fue dónde se destacó Juan Carlos Zaballa para el bolso con 3/3 desde más allá de la línea de los 6.75 dándole a los suyos ventaja de nueve, 11-2. Esto motivó a pedido de minuto de Alberto Rico, a la vuelta lo hizo con variantes saltando al campo José Fernández y Pablo Clérici quienes no estuvieron del todo finos, quien más quiso fue Kennedy pero los suyos se fueron abajo 18-9 al cabo de los primeros 10 minutos.

Desde la entrega el Tifón salió enchufado al segundo cuarto, su extranjero metió todo lo que tiró y con un rápido 8-0 se pusieron a uno (18-17). Ese fue el momento en el que Diego Castrillón se acercó a la mesa para pedir tiempo. A la vuelta del mismo Nacional tuvo el control del balón, jugó ofensivas más limpias en las manos de Ignacio Cambón quien aportó gol, así como también fue importante el reingreso de Cococho en ambos sectores de la cancha para abrir ocho (25-17). El cierre del primer tiempo fue todo de Marne, Agustín Dellepiane apareció desde el banco con dos triples, sumado a los aportes de Kennedy y un buen control defensivo, hizo que la paridad no se quiebre al cabo de los primeros 20 minutos, 33-33.

Para la vuelta del descanso largo fueron los tricolores quienes salieron más enfocados. Álvarez sacó ventaja en el uno contra uno, Boston tomó contacto con la pelota cada vez más cerca del aro y estuvo más certero, así el elenco de Castrillón abrió siete (52-45). Los muchachos de Rico no le encontraron la vuelta a la defensa zonal 2/3 propuesta por su rival y esto fue un problema ya que Kennedy no pesó tanto en ofensiva mientras que Pablo Clérici colocó un bombazo y no mucho más, así fue como Nacional se fue arriba 59-50 al finalizar el tercer período.

Los diez minutos finales no pudieron empezar mejor para el bolso, Cococho puso un bombazo, la zona fue cada vez más efectiva y en un abrir y cerrar de ojos se vieron con la máxima de la noche que fue de 15 (65-50). Rico consideró más que oportuno poner orden, observó como el partido se le iba de las manos, y luego del minuto pedido, retornó con variantes: Dellepiane, Fernández y Clérici, estos dos últimos con la cabeza fría y puntos importantes lideraron la reacción, marcaron un parcial de 11-1 para achicar a cinco (66-61). Fue Castrillón quien se vio sorprendido por la reacción del rival y pidió tiempo, el bolso respondió con un 5-0 rápido para irse 10 arriba, pero nunca estuvieron tranquilos en el trámite. Es que la zona ya no surgió efecto, Marne se enchufó con un equipo más bajo, liviano y por consiguiente más rápido, defendió duro y encontró en López y Kennedy dos figuras importantísimas para el cierre. Alex y el extranjero prácticamente no erraron e hicieron suyo el cierre. Con un gol y falta se pusieron a dos y luego una bandeja notable de Kennedy de mano izquierda tras gran defensa de Crócano le dio la igualdad a Marne en 77. La última bola con 20 segundos por jugar fue de Nacional, en primera instancia se fue afuera, repuso nuevamente el tricolor, Boston, alejado de la pintura lanzó un tiro en el cual su porcentaje personal no es alto y esto hizo que vayan al alargue tras igualdad en 77.

Cómo sucede mayoritariamente –no siempre- aquél que llega desde atrás comienza con un mejor ritmo la prórroga por toda la connotación emotiva que tiene. Marne no dejó pasar el tren salió con todo, primero bandeja de Crócano, luego Kennedy y López para que en un abrir y cerrar de ojos completar un parcial de 12-1 (89-78) y sacar su máxima de la noche. Es lo que tiene el básquet, la paridad que se reflejó en los 40 minutos anteriores no estuvo presente en estos cinco agregados, el Tifón fue superior, Nacional no encontró respuestas basquetbolísticas ni anímicas, lanzó triples apresurados y el reloj lo terminó atorando, el resultado final fue en favor de la visita, 92-81. De esta manera Marne cortó una racha de tres derrotas al hilo mientras que Nacional hace cuatro que no gana.

Estadísticas oficiales