Capitol venció 63-60 a Marne en el gimnasio de Welcome donde jugó de local, con una gran reacción a tiempo en el complemento, el elenco del Prado se llevó un puntazo, para llegar a su segunda victoria consecutiva en el Metropolitano.

Lindo partido en cancha de la vieja “W”, entre el “Capi” y el “Tifón” de barrio Simón Bolívar, teniendo en cuenta que ambos llegaban con una sola victoria en el torneo, el triunfo era vital para cualquiera, para empezar a escalar en la tabla de posiciones.

Naranja al aire impulsó Richard Pereira, empezó mucho mejor Marne, con una actuación excelente de Alex López en el goleo, asistiendo y haciendo jugar al equipo, buen inicio de Jermel Kennedy además de los aportes de Santiago Ramírez en el poste bajo, superaban a Capitol, que sólo tenía impulsos individuales de Juan Wenzel y cuando podía tomar contacto Howard Crawford, bien marcado, no le jugaban la pelota clara abajo a Gonzalo Iglesias, claro dominio del azulgrana que se fue 27-12 el primer cuarto.

Los segundos diez minutos de básquetbol con muy poco, mal jugado por los dos, muchos errores que lo hacían poco vistoso el juego, entreverado. Crawford era el que asumía en el elenco de la calle Hermanos Gil, López el más claro en el “Tifón”, goleo muy bajo, y no era debido a lo intensas y duras que eran las defensas en ese lapso, sino que no salía una en ataque, por errores propios, lo mejor del cuarto fue la hundida del “Flaco” Fernando Verrone, para achicar diferencia en una ofensiva rápida del “Capi”; el final del primer tiempo fue para el conjunto de Alberto Rico 37-24.

En el complemento, hubo una vuelta capital en el Parque Rodó, Capitol, mostró otra actitud en la cancha, era otro equipo, zona 1-2-2 con Juan Santiso presionando la bola sobre Agustín Dellepiane. Wenzel, Crawford e Iglesias, quien tuvo sus primeros puntos en la noche, crecieron para poner un parcial de 12-0 para el “Blanco y negro” (37-36). Minuto de Rico para sacudir a sus dirigidos, buscando variantes, José Fernández fue fundamental con un triple y asistencia a Dellepiane para colocar parcial 5-0 en un momento de plena reacción del rival (42-36). El equipo de Diego Frugoni, nuevamente a pelearla para achicar diferencias, lo logró, pero apareció otro triple de Marne por intermedio de Rodrigo Pochelú, además de un doble de cuarta distancia por parte de Kennedy, el “Tifón” abría siete 50-43 para el final.

El último cuarto comenzó con bombazo sólo de Kennedy, muy lento las ayudas en Capitol para abrir 10 (53-43), rápido parcial 5-0 para el “Capi” que sacudía la melena como león herido, más el grito de su parcialidad que empujaba de afuera. Verrone y dos lanzamientos (un triple y doble lejos) para ser clave en ese momento. A falta de 3.00 ganaba Marne 57-56, apareció Santiso, que tuvo buena labor en defensa y no asumiendo como el lunes pasado con Nacional en ataque, pero sin embargo puso el triple para pasar 59-58, final cerrado, con poco gol, los errores se hacían presentes en el momento más caliente. Javier Crócano erros dos libres consecutivos (en una falta de Crawford que no fue), en la respuesta Santiso se llevó la pelota por delante y se le fue afuera, minuto final y “Coco” Ramírez toma un rebote clave, puso el doble y pasó el “Tifón” 60-59. Crawford sobre la chicharra y de distancia, sobre su marca pone un gran lanzamiento para pasar 61-60 restando 00:17. La última asumió Kennedy, quien de manera increíble se abrió y pasó la bola al centro de la llave, donde no había nadie, muriendo la pelota en las manos de Rico, sacó Capitol, cortó Panelli, puso los libres el “Blanco y negro” para quedarse con un punto clave 63-60, sumar su segundo triunfo en el certamen y salir de los lugares más comprometidos.

Buen marco de público, mayoritariamente de Capitol, que fueron claves para alentar al equipo, cuando este lo necesitaba.

La terna de Richard Pereira, Diego Ortiz y Martín Fernández, no incidieron en el resultado final, pero no tuvieron de las mejores noches, en el único antideportivo, se apresuró Pereira ya que Alex López estaba lejos del aro para llegar a convertir la bandeja, y la mano de Juan Wenzel no fue dura como para pitarlo de esa manera.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1192|limitstart=0|limitcount=0}