Unión Atlética se afianza cada vez más en este Metropolitano ya que derrotó a Marne 88-79 con una gran actuación de un ex Tifón, Gastón Semiglia.

Los primeros minutos del partido no fueron del todo entretenidos ya que los dos elencos buscaron atacar el aro pero la efectividad no era buena. En base a su juego interno y de la mano de Santiago Ramírez la visita estuvo más claro, Javier Crócano arrimó en la llave y así el Tifón sacó cinco (10-5), lo que motivó un rápido pedido de tiempo de Rodrigo Riera. A la vuelta del mismo sus dirigidos despertaron con la entrega en defensa y el destaque de Gastón Semiglia en ofensiva con triples, pero también atacando hacia el aro con decisión, así hizo que su equipo pase en el marcador 22-17. Pero este primer chico se cerró con un triple de Alex López sobre la chicharra para agregar esa cuota de incertidumbre que a la postre se vivió en todo el juego, cerrando 22-20 para los locales.

El segundo empezó más goleado y entretenido que el anterior ya que la paridad se mantuvo en los primeros minutos. Crócano con entrega fue quien más buscó con éxito sobre Timote mientras que en la vereda de enfrente Semiglia continuó enchufado a 220 y contagió a Kristian Clarkson quien lo acompañó de gran manera. Marne se fue diluyendo, perdió claridad, es que a Julio Panelli y Alex López no les salieron las cosas. Así fue como en un abrir y cerrar de ojos los de Nuevo Malvin sacaron 12 (38-26). Alberto Rico pidió tiempo, mandó variantes y desde lo anímico sus muchachos levantaron. Rodrigo Pochelú le dio mayor claridad a los ataques, Kennedy tuvo más contacto con el balón mientras que la experiencia de José Fernández fue importante para poner un 9-1 y hacer que los suyos achiquen a tan solo cuatro (39-35). En el cierre fue más el azulgrana incluso la primera mitad culminó con un doble de cachetada -falta en el rebote- de Diego Tortajada para poner el tanteador 43-37 en favor del local.

La vuelta del descanso largo mantuvo la tónica que los dos cuartos anteriores porque fue Unión Atlética quien salió con todo y sacó 10 unidades (48-38), pero como se vio anteriormente Marne nunca se dio por muerto y volvió a reaccionar de la mano del Coco Ramírez quien puso un par de puntos consecutivos y comandó un parcial de 8-2 para mantenerse a tan solo cuatro (50-46). El duelo en la pintura entre dos jugadores jóvenes continuó porque Tortajada atacó duro al oriundo de Malvín. Quien cuando apareció se hizo sentir fue Alex López, en este chico estuvo más fino con sus lanzamientos de tres, la zona 2/3 que planteó Riera no surgió tanta efectividad como en el primer cuarto y cuando el Tifón parecía que no daba más volvía a resurgir. La cara por los de la calle Velsen sobre el cierre del tercer parcial la sacó Camilo Antunes con un verdadero show del triple –todo comenzó con un bombazo más libre- seguido por un par más, Semiglia siguió haciendo de las suyas y así el azulgrana tomó 13 de renta (65-52). Finalmente Rogelio de León con algún gol cerca de la pintura hizo que los suyos se vayan abajo 68-57.

Para los diez minutos finales los visitantes salieron con una defensa dura presionando y hasta doblando en más de una vez a Clarkson. Alex López primero con un triple y luego una volcada de Kennedy, pusieron un 5-0 (68-62). Pero una vez más cuando Marne intentó la reacción aparecieron las penetraciones de Semiglia, conversiones de Clarkson y el infaltable triple de Camilo Antunes para que así la renta pase a ser de 13 (80-67). Los dirigidos por Rico nunca bajaron los brazos, no se dieron por vencidos, siguieron con una gran presión pero el reloj fue su principal enemigo. Gastón Semiglia con dos bandejas consecutivas se encargó de que la ley del ex estuviese más firme que nunca y poner marcador final de 88-79.

Dos apartados especiales en esta crónica, el primero la mala reacción de algunos hinchas de Marne para Semiglia –fueron pocos-, el jugador oriundo del club hizo un partidazo y no se lo tomaron a nada bien.

El apartado segundo para la terna arbitral compuesta por Borghini, Pedreira y Pablo Esquire asumiendo un protagonismo excesivo en varios pasajes del partido como también pitando faltas antideportivas que podrían no ser tales, no es nada contra ellos, si no una simple precepción.

Estadísticas oficiales

{phocagallery view=category|categoryid=1190|limitstart=0|limitcount=0}