Capitol venció 74-64 a Nacional en el gimnasio Carlos Garbuyo, con una actuación superlativa de Juan Santiso, el “Blanco y negro” consiguió su primera victoria en el Metropolitano y le quitó el invicto al tricolor.

Mucha gente en las inmediaciones de la calle Hermanos Gil, teniendo en cuenta el buen marco de público que sigue al “Capi” cuando juega de local, y la gran parcialidad del bolso que se arrimó para ver la tercera presencia de su equipo en el torneo.  

Andrés Bartel impulsó la naranja al aire comenzando mejor el local, colocando un parcial de 8-4 con Renzo Lazzaroni siendo clave al igual que Gonzalo Iglesias, quien era importante en el poste bajo, en un lindo duelo que protagonizaron con Ignacio Guerra al principio. Nacional de manera rápida colocó una racha de 13-2 para pasar en el score 17-10, Abel Agarbado en el traslado, Jimmy Boston en el poste bajo además de un bombazo de Martín Marenales, que jugó de titular en lugar de Javier Álvarez, hicieron que el albo se vaya 19-15 el primer chico.

El segundo cuarto comenzó mejor Capitol, Howard Crawford con sus primeros puntos en la noche e Iglesias se hacían fuertes en la pintura, además el elenco de Diego Frugoni con una zona 2-2-1 con Santiso presionando la bola sobre Agarbado, y con muy buenas ayudas, complicaron mucho a Nacional que no pudo poner la pelota abajo. Observando esto desde afuera, Diego Castrillón puso al experimentado Marcelo Pérez (de buen partido) para tener otra alternativa desde los 6.75. En cambio el “Blanco y negro” tenía la carta clave para irse ganador los primeros 20 minutos, Andrés Piñeiro, saltó al rectángulo, puso 9 puntos, robó dos pelotas, y otra con foul dudoso, levantó a su equipo, gran cierre del ex Marne para que el locatario ganara 40-32 el primer tiempo.

El complemento, tuvo una presión del tricolor en toda la cancha, motivo que le costó salir con la bola bien jugada al “Capi”, perdiendo cuatro ofensivas consecutivas. Esa circunstancia la aprovechó Nacional para ponerse 40-37 (primeros puntos de “Nacho” Guerra), fue simplemente un esbozo de reacción, Boston sostenía a su equipo, cuando le daban la bola abajo. Pero, apareció Juan Wenzel, sumado a la correcta actuación de Piñeiro para mantener la renta de siete puntos 52-45 para afrontar el final.

Dramático, expectante, era el cierre en el Prado, quizás muy forzado, con poco juego, pero, la expectativa se mantenía. En esta divisional, la experiencia es clave, bombazos de M. Pérez y J. Zaballa, para que el bolso se ponga a una unidad 52-51. En Capitol, respondía el “Pitu” Santiso aprovechando los espacios y la libertad que le daba el rival para poder penetrar, siendo la gran figura del conjunto local en el epilogo del encuentro, colocando 14 puntos en el último cuarto, tremendo. Mientras que el albo empujaba con algún bombazo de afuera o cuando Boston ganaba la posición en el poste bajo, pero no le alcanzaba, restaban 00:32 ganaba Capitol 66-64, le puso un parcial contundente en el cierre de 8-0, tras dos robos claros en defensa uno enorme de Piñeiro que termino en bandeja para el “Blanco y negro” que lo cerró mucho mejor 74-64. Santiso es el nuevo santo del Prado, metió 14 de los 22 puntos personales en el último cuarto el muy buen jugador oriundo de Malvín.

Destacar a la hinchada de Nacional que copó prácticamente su sector, cantó durante todo el partido, empujan y mucho en ciertos momentos del mismo, pintoresca con 12 banderas que llevaron y colgaron en la vieja baranda del Carlos Garbuyo, no hubo banderas de Capitol (generalmente tiene dos grandes), como no había guardia policial, decidieron no llevarlas, ya que había mucha gente de Capurro y esas piscas de barrio que aún de manera increíble permanecen en la sociedad.

La terna de Andrés Bartel, Diego Ortiz y Sebastián Errico, sin objeciones, estuvieron bien pitadas los dos técnicos a Javier Álvarez y Jhonny Rodríguez, sin sobresaltos, tuvieron una correcta actuación.

Estadísticas oficiales