Houston Rockets le ganó 128 a 115 a Golden State y obligó a quinto partido que va esta noche.

El partido comenzaba con un 15-3 a favor de los locales, con Smith como gran figura con 8 unidades. Mientras que en los Warriors Barnes era el único que encestaba un triple en 4 minutos de juego. En los siguientes minutos los Rockets aumentaron sensiblemente su ventaja, ya que con un parcial de 32-19 con figura como Harden con 10 puntos y 13 para Josh Smith. En los Warriors 11 unidades para Curry. Final del primer cuarto, 45-22 vencían los Rockets.

En el segundo, el encuentro sería mucho más parejo que en el primero. En los de Michale se destacaba Howard con 5 puntos y en los de Kerr, Draymond Green se hacía cargo del goleo con 9 puntos. A falta de 5:52 para el cierre del primer tipo, los locales vencían 55-36. Un jugada después, Curry quizo tapar a Ariza, pero este le “hizo la cama” y el actual MVP cayó de forma espantosa y tuvo que irse al vestuario. No obstante, a pesar de la pérdida de Curry, los Warriors con 4 triples de Thompson logran irse a tan sólo 10 puntos de cara al descanso largo. Al cabo de la primera mitad, los Houston Rockets vencían en el Toyota Center 69-59 y había partido.

Ya en el tercer cuarto con un Harden soberbio con 16 puntos en ese cuarto, los Rockets aumentarían la ventaja frente al mejor equipo de la temporada. Con un 30-25, recuperarían la ventaja de 15 unidades de cara al último cuarto. Final del tercer cuarto 99-84 ganaban los locales.

En el epilogo del partido, los de la bahía pondrían en menos de 3 minutos un parcial de 11-3 para ponerse a 7 puntos de su rival, 95-102 gracias a los triples de Thompson, Curry y Barbosa. Sin embargo un Harden gigante con 17 puntos en ese cuarto, sentenciaba el partido en 128-115 a favor de los Rockets.

La gran figura del encuentro fue Harden con 45 puntos (máximo en postemporada) 9 rebotes y 5 asistencias, bien secundado por 5 compañeros que convirtieron en doble dígito.