Montevideo venció a Yale de visita 69-66 y es líder del Metropolitano.

Con buen marco de público fue la bola al aire en la calle Gustavo Gallinal. Promesa de buen básquetbol que, por momentos, faltó a la cita. De todas formas nos regalaron un partido vibrante que se definió en el cierre.

En el comienzo la clara intención de correr la cancha de ambos equipos se confundía con el apuro. Sobrepasados de intensidad tanto el local como la visita caían en pérdidas tontas, iban de un lado a otro sin rumbo fijo y con poca claridad ofensiva. Dentro de ese juego, quien se sintió como pez en el agua y desniveló fue Lucas Lepiani, la figura del dueño de casa en ese lapso.
Por Montevideo, Nessi a pesar de estar entreverado era lo más claro. Con los aportes de Galeano y Monroe creció Yale que cerró el primero 17-15 arriba.

El segundo siguió con la tónica, se peleaban para ver quien jugaba peor. El local, con muy poquito se mantenía arriba, se apagó Lepiani pero se encendió Rivero con 10 puntos en el cuarto.
Montevideo jugaba muy mal en ofensiva, Harrison se las ingeniaba como podía ya que sus compañeros se la prestaban poco. Apareció un triple a tabla de Nicolás Sanchez para que no se diera la fuga del azul –vestido de blanco-.
De todas formas, con buen cierre de Damián Blazina y aportes de Andrés Maggiari, los de Javier Masner se fueron al descanso largo 34-29.

El tercero fue a pura racha, sacó 7 de arranque Yale de la mano de Galeano, pero Montevideo presionando toda la cancha encontró réditos y con un 9-2 de la mano de Nessi igualó las acciones en 38.
Triples de un lado y del otro, el cotejo se hizo vistoso. Galeano y Monroe, eran los acompañantes de un Rivero que seguía firme. La roja era Nessi dependiente y así pasó 48-46.
En el cierre, de la mano de Franzosi el local colocó un 8-0 para entrar al último 54-48 y recuperar tranquilidad en el juego.

De movida la máxima de 8 para el locatario. Galeano era importante cuando con dos faltas consecutivas llegó a la quinta faltando 6.45. Masner nunca encontró un sustituto del ex Olimpia, ni Gasañol ni Franzosi fueron determinantes.
De la mano de Harrison –ahora mejor habilitado-, Montevideo se puso a un doble, pero entre Lepiani y Blazina se encargaron de estirar ventajas (64-58).
Parecía liquidado pero Montevideo puso un 7-0 y pasó con gol y foul de Pereiras a falta de 46 segundos (65-64).
Lepiani con un gol de una factura técnica espectacular de mano zurda, hizo delirar a la parcialidad local.
La visita fue a ganarlo, y Harrison, como toda la noche respondió con un lindo doble, pasaba 67-66.
La última fue para Yale, pero con una gran defensa la recuperó Federico Pereiras, y Nessi de contragolpe lo terminó liquidando. Ganó Montevideo un puntazo de visita.

Estadísticas oficiales