Martín Perdomo, con 13 puntos y 7 asistencias, fue una de las figuras en la sufrida victoria en alargue de Sayago 89-87 ante Yale. Al término del encuentro habló con Básquet Total sobre la importancia de empezar con el pie derecho en este Torneo Metropolitano.

Acerca del primer partido del campeonato, el jugador surgido en Bohemios señaló: “En un torneo el partido más complicado es el debut por los nervios. Sabíamos que era un rival duro y teníamos que salir con todo desde el principio. Se nos complicó mucho, pero siento que fue un encuentro lindo de ver que casi termina en dos alargues. Por suerte nos pudimos llevar el triunfo”.

Sobre las bases de la victoria del conjunto de Sayago indicó: “Cada vez que nos poníamos a defender duro y a correr la cancha pudimos sacar la diferencia en el marcador. El segundo tiempo fue muy mezclado, ellos jugaron muy bien y no pudimos hacer nuestro juego”.

Fue el debut de Perdomo en el Torneo Metropolitano y con un papel muy relevante: “La verdad que estoy muy agradecido a mi padre por la confianza que me dio, y ya que arranque de titular el primer partido sabiendo que hay otra ficha muy importante como Matías Lado, me da más confianza todavía”.

A pesar del mal encuentro de Sylbrin Robinson, el base tiene confianza en que el extranjero levante su juego: “Vino hace una semana. Ya supo jugar aca, y sabe lo que es el equipo y el entrenador. Tiene un juego parecido al de Terrence Shelman. Son los dos buenos defensas, y son como hermanos porque se entienden demasiado”.

Perdomo es conciente que Sayago parte como uno de los favoritos para obtener el Metropolitano: “Somos uno de los candidatos, y trataremos de tomar esa responsabilidad. Si podemos salir campeón mejor, sino lograr el segundo o tercer ascenso, siempre teniendo como objetivo principal el poder ascender. Vamos partido a partido porque todos los cuadros son difíciles”.

A la hora de preguntarle quienes pueden pelear los ascensos a la Liga Uruguaya, nos respondió: “No hay un candidato que se despegue al resto. Es un torneo muy complicado, son 22 fechas, hay canchas muy difíciles y puede ascender cualquiera”.

Por último indicó: “Quiero dedicarle el triunfo a un amigo, Nacho Carrerou, quien juega en Bohemios universitario, y el viernes sufrió una lesión. Quiero mandarle saludos a la familia y desearle una pronta recuperación”.