Los Cavs vencieron como visitantes a los Hawks en cifras de 97 a 89 y se quedaron con el primer juego de las Finales del Este. Los de Ohio contaron con una soberbia actuación de J.R.Smith, que desde el banco de suplentes se despachó con 28 puntos, incluyendo 8 triples.

Los de Atlanta llegaban a esta instancia luego de eliminar en seis partidos a los Wizards, mientras que los de Cleveland habían derrotado a los Bulls con un global de 4-2. En la temporada regular se enfrentaron en cuatro oportunidades, ganando la serie los halcones por 3 a 1.

El juego disputado en el Philips Arena de la ciudad de Atlanta, presentó un comienzo favorable al equipo local, que plasmaba en cancha su estilo de juego, tratando de siempre dar un pase extra para tomar el mejor lanzamiento posible. De esta manera consiguieron abrir una rápida ventaja de 7 puntos (16-9), con un buen desempeño de Jeff Teague. En los siguientes minutos, los de Georgia continuaban teniendo el control del juego, dominando em ambos costados de la cancha, cerrando el primer periodo con el marcador a su favor en cifras de 26 a 20.

En el arranque del segundo periodo, los de Ohio lograron ajustar la defensa, lo que sumado al buen aporte desde el banco de suplentes de J.R.Smith, que anotó tres triples consecutivos, les daba la posibilidad de emparejar las acciones, igualando el tanteador en 33. A partir de ese momento se pudo observar una gran paridad, dentro de la cual ambos equipos tenían dos figuras claramente definidas. En el dueño de casa se destacaba la figura de Jeff Teague con 17 unidades, mientras que en la visita LeBron James hacía lo propio con 16. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el score igualado en 51.

En los primeros minutos del tercer periodo se mantenía la paridad con la cual cerraron la primera mitad. Los dirigidos por Mike Budenholzer intentaban lastimar en la pintura con Paul Millsap y Al Horford, por su parte los de David Blatt encontraban un par de canastas consecutivas de Kyrie Irving. En los últimos cinco minutos del cuarto, los de Cleveland colocaron un parcial de 11-4, que les permitía sacar una renta de 7 puntos (67-74). En dicho pasaje del encuentro fue sumamente importante el trabajo en el poste bajo de Tristan Thompson, que capturaba varios rebotes ofensivos y ponía la basura en su lugar.

En el comienzo del último cuarto, los Cavaliers pusieron un parcial de 11-0, con tres triples en fila de Smith, que llegaba de esta forma a su séptimo lanzamiento perimetral convertido, que ayudaba a su equipo a sacar la máxima de 18 unidades (67-85). Los de Atlanta no encontraban soluciones defensivas para frenar el ataque de su rival y encima sufrieron la lesión de DeMarre Carroll, que en una penetración se torció el tobillo y debió abandonar el terreno de juego. No obstante, el equipo local aprovechó algunos errores en ataque de la visita, sobretodo de LeBron, que se equivocó en algunas ofensivas, asumiendo lanzamientos muy forzados. De la mano de un inspirado Kent Bazemore, los Hawks se llegaron a poner a 4 puntos (87-91), con 57 segundos en el reloj. Sin embargo, los Cavs se mantuvieron bastante tranquilos y con cuatro tantos seguidos de James, lograron cerrar el juego a su favor, para de esta manera quedarse con el primer punto de las Finales del Este.

En el ganador se destacó el trabajo de LeBron James, que aportó 31 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, bien acompañado por J.R.Smith que convirtió 28 tantos (8/12 en triples) y capturó 8 rebotes. Por el lado del perdedor, Jeff Teague culminó como goleador con 27 unidades.

El segundo partido de la serie se disputará el viernes en el Philips Arena de la ciudad de Atlanta. Mientras que en la noche del jueves, en el Oracle Arena de Oakland se llevará a cabo el segundo encuentro de las Finales del Oeste, en donde se verán las caras Rockets y Warriors, con los de California liderando la serie por 1 a 0.