El Metropolitano se empieza a visualizar en el horizonte y Básquet Total sigue recabando voces de los protagonistas, turno de Diego Castrillón entrenador del Club Nacional de Fútbol que amablemente dialogó con la web.

¿Cómo toma este desafío personal como entrenador jefe de primera división?

Sin dudas es un lindo desafío, algo nuevo y conocido a la vez, nuevo en el club, en el cargo, conocida la actividad, y el deporte. Es un desafío que me gustó de entrada, no lo dudé, esperemos empezarlo bien, pero sobre todo terminarlo bien, que es importante la regularidad que el equipo pueda llegar a tener, más allá que el comienzo seguro vaya ser con ciertas cosas que van quedando sin tocar, pero bueno, la idea es que lleguemos lo más pronto posible al 100% físicamente los jugadores y técnica-tácticamente de todo el equipo.

¿Qué objetivos le planteó la directiva? Y ¿Cuál se marca en este nuevo desafío

El objetivo de los dirigentes era pelear por el ascenso de entrada, incluso en ese momento creo que solamente Unión Atlética estaba con su plantel casi armado, ese fue el objetivo inicial y que se mantiene. En lo personal si el equipo cumple los objetivos, está cumplido, sé que voy a cometer errores, me voy a equivocar, espero que sean pocos, que no tengan un gran costo para el equipo, ir acompañando de a poco el desarrollo del equipo.

Teniendo en cuenta el plantel conformado, ¿La idea era conformar mistura de juventud y experiencia?

Esa fue la idea, buscar gente con experiencia en el club, en la divisional, en ascensos (Juan Zaballa, Marcelo Pérez, Javier Álvarez, Jhonny Rodríguez), sumarle caras nuevas, con pocos años, pero con muchas ganas de jugar, tener minutos, responsabilidades (Ignacio Guerra, Abel Agarbado e Ignacio Cambón entre otros), ahora la tarea del cuerpo técnico es encontrar ese equilibrio para buscar el rendimiento colectivo.

En referencia a la ficha extranjera, “Más vale malo conocido, que bueno por conocer” y la gran virtud de saber con quién cuenta desde el inicio y no andar probando foráneos.

(Risas), para un comienzo como carrera de entrenador en primera división, es importante tener alguien que conozca todo (Jimmy Boston), hasta el tema idioma es mucho más fácil, conozca la divisional, los compañeros, eso ayuda mucho, y en lo personal para que yo desarrolle más cómoda la idea, en lo individual para cada jugador y en lo colectivo para el equipo.

Juvenil con pocos años y ganas de jugar, ¿Es la apuesta de club con Ignacio Guerra?, lo conoce por su pasado en Defensor Sporting

Sin dudas, es una de las apuestas del club, yo lo conozco a Nacho. Más allá de eso, el básquetbol espera que de un salto, como yo le dije a él, el primer día, que deje de ser Nachito para que empiece a ser Nacho, eso juega a favor de nosotros, buscar un potencial y que el techo sea bien alto, con otros jugadores sabemos cuál es el techo, y necesitamos que lleguen a ese techo. Tanto con él (Ignacio Guerra) como con Abel Agarbado pasa lo mismo, ese techo tenemos que ir corriéndolo día a día, semana a semana, creo que los dos, uno con más trayectoria (Agarbado), van a ser muy importantes para el desarrollo del equipo

¿Cómo palpita el debut ante un candidato como Unión Atlética?

Yo encaró a todos como buenos rivales, ni que hablar cuando arranca el campeonato estamos todos en la misma situación, pero es un equipo que tiene las mismas aspiraciones, que tiene algunas bajas, pero no creo que lo haga menos poderoso de lo que es. Es un equipo respetable que va a traer sus cosas, muchas complicaciones, como trataremos de complicársela a ellos.

Hablando de rivales, ¿Considera que están un escalón por debajo de Unión Atlética, Sayago y Cordón?

Honestamente, yo creo que no estamos por encima ni por debajo de ninguno, estamos trabajando para estar lo más arriba posible, si estar lo más arriba posible, es estar arriba de todo, bárbaro, mejor, si es estar debajo de dos equipos y arriba de otros nueve, bárbaro, a lo que voy es, el objetivo nuestro tiene que ser dar el máximo, si lo damos creo que estamos en condiciones de acceder a esos tres lugares, pero el tema es que los jugadores estén enfocados física y mentalmente, táctica y técnicamente para dar el máximo, si todo nos direccionamos en ese sentido el equipo no se puede sentir ni superior a nadie ni inferior a nadie.