Con el inicio del Torneo Metropolitano a la vuelta de la esquina, Básquet Total fue en búsqueda de la palabra del entrenador de Larrañaga, Gonzalo Fernández.

Un entrenador que ya mostró su capacidad en la pasada Divisional Tercera de Ascenso, donde con un plantel joven pero con mucho talento, ayudó al elenco milrrayita a conseguir el retorno al Metropolitano y ya se prepara para repetir la buena tarea.

¿Cómo ha sido la preparación para el este Torneo Metropolitano?

Ha sido muy buena. Hemos trabajado seis semanas con mucha intensidad y creo que es un tiempo razonable para encarar el torneo. Además, el Torneo sub 23 les permitió a varios chicos seguir en competencia y continuar con el rodaje, lo cual facilita y acorta los tiempos de readaptación de cara al arranque del Metro.

Dentro de esta preparación, ¿cuáles han sido los puntos positivos y negativos?

Sin duda que algunos de los chicos hayan podido continuar en ritmo de competencia es muy importante porque ya están prontos para lo que va a venir. Uno de los aspectos negativos es la sobrecarga de entrenamientos con la que llega Mateo Sarni. Partidos de formativas, prácticas con la selección y la preparación para jugar con los mayores, lo que hace que llegue demasiado exigido al inicio del Metro.

Luego del ascenso desde la Divisional Tercera de Ascenso al Torneo Metropolitano con Larrañaga, ¿cómo es el desafío de seguir como entrenador del club?

La meta es consolidar jugadores de Larrañaga en Primera división. Hay una relación muy linda con ellos, hace mucho tiempo que nos conocemos y más allá de los resultados que podamos conseguir, ese es uno de los desafíos que me trazo.

¿Cómo ha sido la conformación del plantel para este Metro? ¿Está satisfecho?

Estoy satisfecho. Se ha armado un buen plantel. Hemos reclutado lo que necesitábamos para ser más competitivos, respetando siempre las posibilidades económicas y el proyecto que tiene el club.

Ya cuenta con Alejandro Reinick como ficha extranjera. ¿Cómo se ha ido acoplando en el equipo?

Alejandro es un jugador muy importante para nosotros. Es uno de los puestos en los cuales no hay jugadores en el club. Él es un gran basquetbolista, muy profesional y que cuenta con mucha experiencia. Esperamos y apostamos en que ayude a liderar al resto del plantel.

¿Cómo es su relación con el plantel?

La relación es óptima. Hay un conocimiento mutuo que se ha ido construyendo desde hace muchos años juntos y eso sin duda es uno de los puntos fuertes que tenemos.

La juventud caracteriza al plantel de Larrañaga. ¿Puede ser un aspecto a favor o pesar en contra?

Creo que estamos balanceados. La juventud nos va a permitir ser un equipo muy atlético y que pueda mantener el ritmo y la intensidad dentro de la cancha, que no es algo sencillo de lograr con otro tipo de características.

¿Cómo define al plantel? ¿Cuál es la principal virtud y dónde puede estar el punto flaco?

Somos un equipo equilibrado en cuanto a hombres y jóvenes. Creo que la principal virtud va a estar en la profundidad en nuestra rotación y llegar a lograr que el equipo muestre un alto tono defensivo durante todo el encuentro.

¿Hay algún objetivo planteado para este Metro? En caso de que no, ¿cuál es su deseo o la expectativa del club?

El objetivo siempre es ir partido a partido junto con la posibilidad de consolidar a nuestros jugadores en primera división. En cuanto a las posibilidades o resultados dentro del torneo, pienso que meternos en la Liguilla sería un buen logro. Mi deseo es culminar el proceso de trabajo que se inició hace ya cuatro años y que se ha transformado en una linda realidad cuando miró hacia atrás y hoy muchos de los chicos integran el plantel principal.