Con dos partidos continuaron ayer las semifinales de Conferencia. La jornada deparó los triunfos de Hawks y Warriors sobre Wizards y Grizzlies respectivamente, dejando las series igualadas a dos triunfos por bando. Los dos equipos que salieron victoriosos recuperaron la localía, por lo cual pasan a ser los favoritos a meterse en la Finales de Conferencia.

Atlanta Hawks 106-101 Washington Wizards

Los Hawks vencieron como visitantes a los Wizards e igualaron la serie a dos triunfos por bando, recuperando de esta manera el factor cancha que habían perdido en el primer partido. El encuentro presentó un primer cuarto sumamente entretenido, en el cual ambos equipos anotaban con mucha facilidad, aprovechando la pasividad de las defensas. El local intentaba lastimar con los lanzamientos a distancia de Paul Pierce y Bradley Beal, mientras que la visita buscaba dañar en la pintura con Paul Millsap y Al Horford. En el segundo periodo, los de Georgia con un gran desempeño ofensivo de Jeff Teague, que se sumaba a lo que seguía realizando Millsap, conseguían abrir una ventaja de 13 puntos (52-65), para marcharse al descanso largo con una cierta tranquilidad.

En el tercer cuarto se pudo observar un trámite mucho más equilibrado, en donde los dirigidos por Randy Wittman intentaban una reacción, teniendo como principal argumento en ataque los aportes individuales de Beal y Pierce, que se mostraban como las únicas vías confiables de gol, de un equipo que sentía demasiado la ausencia por lesión de John Wall. No obstante, los de Mike Budenholzer se mantenían muy sólidos, manejando una renta cercana a las 10 unidades. En el último periodo, los de Atlanta se dedicaron a administrar dicha diferencia, lo que parecía encaminar la victoria. Sin embargo, los de la capital no bajaron las brazos y de la mano de un encendido Bradley Beal se llegaron a poner a tres puntos (101-104), inclusive teniendo una ofensiva para mandar el juego al alargue, pero que Pierce terminó fracasando. Con libres de Millsap a falta de un segundo, los Hawks sentenciaron el encuentro y de esta manera igualaron la serie a dos triunfos por bando, recuperando el factor cancha que habían perdido en el primer partido.

En los Hawks se destacaron, Jeff Teague con 26 puntos y 8 asistencias, secundado por Paul Millsap con 19 tantos y 5 rebotes. En los Wizards, Bradley Beal aportó 34 unidades, 6 rebotes y 7 asistencias.

Golden State Warriors 101-84 Memphis Grizzlies

Los Warriors derrotaron como visitantes a los Grizzlies y pusieron la serie 2-2, recuperando la ventaja de localía que habían perdido en el segundo partido. El encuentro disputado en el FedEx Forum de la ciudad de Memphis, mostró un primer periodo bastante parejo, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en cancha sus estilos de juego. Los de Teenessee lastimaban con los lanzamientos a distancia de Mike Conley, mientras que los de Oakland contaban con un inspirado Draymond Green, que anotó 11 tantos en los primeros 12 minutos. Sobre el cierre de dicho parcial, la visita consiguió abrir una ventaja de 8 puntos (20-28). En el segundo cuarto, los de California se mostraron mucho más efectivos que su rival y de la mano de un desequilibrante Stephen Curry, que convirtió 21 tantos en la primera mitad, lograban sacar una renta de 17 unidades (44-61).

En el tercer periodo se pudo observar un trámite mucho más parecido al del comienzo del partido, en donde los dirigidos por Dave Joerger intentaban una reacción, teniendo como principal argumento lo que podían realizar en la pintura Marc Gasol y Zach Randolph. Sin embargo, los de Steve Kerr se mantenían muy sólidos, manejando una diferencia en el marcador cercana a los 20 puntos. En el último cuarto, los Warriors tuvieron el control absoluto, evitando cualquier tipo de reacción por parte de unos Grizzlies que se vieron ampliamente superados, por un equipo que volvió a tener en un gran nivel a su MVP, que en los últimos dos encuentros había estado un poco impreciso con sus lanzamientos de campo. Con el triunfo obtenido en Memphis, los de San Francisco igualan la serie a dos triunfos por bando y a su vez recuperan el factor cancha, aspecto en el cual fueron el mejor equipo de toda la liga.

En el ganador, Stephen Curry aportó 33 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias, bien acompañado por Draymond Green con 16 unidades y 10 rebotes. Por el lado del perdedor, Marc Gasol convirtió 19 tantos y capturó 10 rebotes.