Olimpia aplastó a Sayago 83-51 en partido que no fue tal por el Torneo Nacional Sub 23 y jugará ante Hebraica en semifinales.

Promesa de partidazo en Colón, con buen marco de público, aliento de las dos tribunas e incluso un buen número de guardia policial. Acierto de las autoridades del torneo con el apoyo de los clubes.

El encuentro comenzó malo, lo lindo era la paridad. Sayago tiraba mucho de afuera, tomaba segundos tiros y ahí era el punto positivo del equipo de Ariel y la vía.
Olimpia encontró triples de Rodrigo Melgarejo y Juan Viana y de esa forma abrió la primer diferencia de la noche. Abel Agarbado casi no tomaba tiros, no era necesario, se dedicó a hacer jugar de forma brillante a un equipo que encontró soluciones con Carbajal en la pintura. El local cerró el primero 22-15 arriba.

El segundo volvió a ser malo. Eso le servía a los de Mario Enrich que de a poco comenzaban a tomar distancia a pesar de que Andrade ponía en juego a la visita. Los de Fernando Espantoso sufrieron el flojo partido de Leo De Pena, que tiró muchas veces de muy lejos sin acierto.
El ingreso de Agustín Cabillón fue fundamental, el sanducero mostró su calidad siendo clave para conseguir 14 de diferencia, en el cierre Andrade trajo a Sayago. Nos fuimos al descanso largo con los de Colón 38-26 arriba.

En el tercero se quebró el encuentro, entre Viana y Melgarejo se encargaron de ponerle la tapa al cotejo. Tanto el Zurdo como el Toto le dieron gol perimetral a un Olimpia que siguió contando con un excelente trabajo en la conducción de Agarbado y la solidez en la pintura de Cabillón y Carbajal.
Sayago, más allá de que no estaba claro, se notaba como fuera de partido. Desconcentrado y con errores tontos la visita no tuvo esa indentidad de salir a morder como en juegos anteriores. Se fue el tercero 58-37.

El último sobró. Olimpia manejó el trámite a placer y Sayago nunca tuvo argumentos para ir a buscarlo. En reacción se llegó a poner a 16, pero falta y técnico a De Pena llevó a que el local rápidamente recuperara 20 con una bomba de Melgarejo.
Lo ganó de forma excelente Olimpia que terminó el torneo invicto en Colón y tiene el debe de que solo ganó una vez fuera de casa.