Federico Bavosi habló en una nota jugosa con Basquet Total donde dejó muchas frases interesantes sobre el Malvín campeón.

El Mono, logró su primer título en Uruguay: “Evidentemente era algo que no pensaba que me iba a pasar en mi carrera porque llevaba mucho tiempo en Europa y no veía la cirscuntancia de volver a jugar en Uruguay. Por suerte se me dio, jugué dos años muy buenos pero que no pude cerrar con un título o una final, en Malvín se me dieron las dos cosas y la verdad que estoy muy orgulloso”

Esta temporada terminó con una sonrisa, a diferencia de las anteriores, revancha para Bavosi: “Tanto el año de Unión Atlética como el de Aguada se consiguieron muchísimas cosas, fueron muy importantes en mi carrera pero faltaron cerrarlos. Este año con Malvín había un desafío grande porque venía al equipo campeón, venía a un equipo afianzando que tiene como club una estructura muy buena donde se hace facil trabajar”

El final del quinto partido fue parejo, el base metió 4 puntos fundamentales que quebraron el partido: “No tuve un buen partido ofensivo, me parece que hice un muy buen partido defensivo. Tomé tiro claros pero no metí. En el cierre encontré dos pelotas fundamentales, ayudé al equipo de ese lado, pero si las hubiera errado y ganábamos la felicidad era la misma”

A pesar de que eran candidatos fue un año duro: “Nunca es facil ser campeón, Malvín tiene hambre de jugadores, cuerpo técnico y directiva para serlo, por suerte lo conseguimos, el desafío es descansar y venir con todo el año que viene”

El “Defensa nos pone campeón” de López fue real como pocas veces: “Más que nunca, tuvimos cambios de extranjeros necesarios, con decisiones cuestionadas pero que fueron muy positivas para nosotros, y eso nos generó dificultad de armonizar el juego ofensivo. La serie con Trouville la ganamos desde la defensa, la de Macabi también y eso es doblemente meritorio”

Para el cierre, una dedicatoria especial: “Esto es para mi hijo, es la persona más importante de mi vida. Tengo la suerte de poder trabajar de lo que me gusta, de mi pasión que es el básquetbol pero tengo la desgracia de tener que hacerlo a 12.000 km de él. Por suerte hoy le puedo regalar este título”