Olympiacos le ganó de visitante a Panathinaikos de Esteban Batista que la rompió en el derby griego, el partido terminó con incidentes y fue despedido el entrenador locatario.

No hay clásico en Grecia que no deje tela para cortar, la afición es muy fanática y los incidentes están a la orden del día. Ayer, Olympiacos visitó a Panathinaikos que debía ganar para alcanzarlo en la cima. El triunfo fue de aurirrojo 77-66 que de esta forma se aseguró el “1” para Playoff.

Esteban Batista fue la figura de su equipo, en 29 minutos en uruguayo convirtió 22 unidades (7/10 en dobles, 8/14 en libres), tomó 13 rebotes dio 1 asistencia y perdió 2 balones.

El encuentro terminó en incidentes cuando la parcialidad de Panathinaikos en un pedido de tiempo, se acercó al banco visitante a agredir a los jugadores.

Dusko Ivanovic, entrenador de los verdes, fue destituido tras la derrota.