Larre Borges le ganaba a Larrañaga de visitante 44-35 cuando a falta de 4.26 se suspendió el partido por humedad.

Linda era la cita en la calle Francisco Simón. Partido prometedor, parejo, de esos que invitan al espectador aunque sea previo a un primero de mayo.

Comenzó mejor Larre Borges, con Tolmero como figura excluyente, el pájaro puso 8 de los primeros 14 de su equipo que comenzó doblando a su rival (14/7). La zona de Larrañaga era vulnerada fácilmente y la visita aprovechaba castigando a distancia.
Gonzalo Fernández mandó a defender cuadrado-1 sobre Tolmero y el ingreso de Mateo Sarni le dio mayor dinámica ofensiva al mlrayita que con doble largo de Boscardín cerró el primero a un doble: ganaba el aurinegro 18-16.

Salió con todo el local al segundo cuarto, defensa dura y corridas de cancha, pasó con doble de Sarni y estaba mostrando un juego tan sólido que parecía seguir de largo.
Ya con Tolmero bien defendido, aparecieron chispazos de Nicoletti para volver a poner a Larre en juego. De ahí en más se adueñó de la noche Agustín Dos Santos, con conversiones y asistencias, enorme pasaje del base para irse al descanso largo 35-28 arriba.

De movida, en el tercero, de la mano de Nicoletti la visita abrió máxima de 12. Pero Larrañaga reaccionó a tiempo y encontró un 7-0 para achicar a 5 y evitar la fuga de los dirigidos por el Mágico Giacoya.
Con Nicoletti como estandarte, sacó 9 Larre Borges que volvió a controlar el juego. Un sector ofensivo del ataque milrayita estaba complicado, pero era solo ese lugar. Los locales estaban de acuerdo con suspender, mientras que la visita hizo todo lo posible por continuar el juego; los jugadores secaron ese sector con sus toallas y buzos de abrigo.

Los jueces debieron probar alguna alternativa, daba la sensación que podía seguirse jugando, pero decidieron suspender.

El pico iría el lunes y trastoca la fijación inicial. Los cuartos de final serían re-fijados. Todo esto se confirmará el sábado.